Cerrar [X]

Política

¿Cómo estuvo el debate de los precandidatos presidenciales de ARENA?

Yolanda Magaña

jueves 5, abril 2018 - 10:53 pm

Foto DEM Wilson Urbina.

Si la polarización en El Salvador es un problema o no, cuáles son sus propuestas para lograr una reconciliación, cómo ayudar a compaginar visiones antagónicas en la administración del recurso público fueron algunos de los temas tratados por los precandidatos presidenciales del partido ARENA Gustavo López Davidson, Javier Simán y Carlos Calleja en el primer foro organizado por la Comisión Electoral Nacional (CEN) del partido, de cara a las elecciones internas del candidato el próximo 22 de abril.

Cuando los aspirantes ingresaron al escenario, montado en el Palacio Municipal de Santa Tecla, el comunicador Rafael Domínguez les iba lanzando una pregunta sorpresa: ¿Qué cualidades positivas podría destacar de sus contrincantes?”
El primero fue Javier Simán, quien aseguró que todas las personas tienen cualidades y que todos los precandidatos son “nacionalistas” que quieren servir a su país, elogió el éxito de los empresarios. “Realmente no se trata de qué tan bonito hablamos, se trata de qué tan bien defendemos nuestras ideas. Cualquiera de los tres va a tener que enfrentar a cualquier rival”, expresó.
López Davidson aseguró que sus contendientes son “unos grandes patriotas, unas personas totalmente comprometidas” y que ambos son personas preparadas. “Todos son muy capaces de poner al país en ese rumbo. Soy una persona que tengo el ego tranquilito”, indicó.
Calleja respondió que ambos son sus amigos y hermanos, empresarios exitosos y que merecen su respeto. “Hoy no se trata de nosotros, creo que tenemos que buscar cómo unificarnos y quería comprometerme aquí que voy a apoyar con entusiasmo y energía al candidato que quede electo”, agregó.
A las 8:20 p.m., Domínguez daba a conocer que los panelistas que harían las preguntas serían Coralia Guerra, Carlos Mayora y Guillermo Sol Bang.
Luego, Ricardo Martínez, presidente de la CEN, explicó por qué el tema principal del debate fue la reconciliación y la despolarización.
“Quisiera contarles una historia, nosotros en la CEN consideramos a Billy Sol como un gran consultor, él es un ejemplo de lo que estamos hablando, él es un ejemplo de reconciliación, pero podemos saber que a él le quitaron sus bienes, lo intentaron matar… Cuando había intentado superar eso, fue secuestrado 189 días… Un dúo perverso lo quito meter preso… Él ya perdonó a las personas que le hicieron daño”, relató.

publicidad

Luego, Sol Bang lanzó la primera pregunta: ¿Cuáles serán las acciones para vencer la polarización?

López Davidson tenía el primer turno. Aseguró que el mensaje de la población el pasado 4 de marzo es que ya no quiere la polarización. “Estoy convencido que las condiciones están dadas para que podamos generar ese acercamiento platicando con todos, pero comprendiendo que los valores deben prevalecer sobre cualquier tema de doctrina e ideología. Cuando ponemos al ciudadano adelante, vamos a ir venciendo esa polarización”, señaló.
Calleja aseguró que en su plan “Nueva Visión de País” pretenden unificar a El Salvador. “Podemos abrir la puerta a una nueva era de acuerdos nacionales que van a necesitar la madurez política, esos acuerdos políticos serán los catalizadores de los problemas. Tenemos que formar el mejor gobierno para lograr eso”, dijo. Agregó que otro objetivo es un país educado con un sistema de seguridad pública que defienda a los jóvenes y los familiares.
La respuesta de Simán objetó el tema principal del debate: “No es fácil perdonar. Pero don Billy no está esperando reconciliación, don Billy está esperando justicia… El fiscal corrupto que lo acusó está esperando en la cárcel… Eso no es reconciliación, para eso necesitamos funcionarios capaces que vayan a combatir la corrupción y la criminalidad, eso es a lo que me comprometo cuando llegue a presidente de la República”, expresó.


Foto DEM, Wilson Urbina

Carlos Mayora hizo la segunda pregunta: ¿Qué políticas tiene contempladas para potenciar la educación pública?

Calleja sugirió replicar los programas de la Fundación Calleja y señaló que los programas logran disminuir la deserción escolar en un 50 %. “La receta es una ruta sencilla, primero buscamos apoyar a los directores, una mayor formación, para mí, son verdaderos héroes, necesitan apoya. Los estudiantes necesitan apoyo, asistencia psicológica, inglés, tecnología, centros de cómputo, biblioteca”, afirmó.
Simán aseguró que la educación de los niños en los primeros seis años es lo más importante. “Cuando tú vas a las escuelas, les están sembrando el odio y la lucha de clases. Vivimos atrapados en el pasado”, dijo. Señaló que el ciudadano que nació en los Acuerdos de Paz tiene ahora 27 años y reiteró que los problemas del país es la violencia diaria. “Se mueren 13 personas diarias, la gente no se muere de hambre porque no estemos unidos, la gente no tiene vivienda, no tiene salud, esos son los problemas que deberíamos estar discutiendo hoy”, refutó nuevamente el tema del debate.
Davidson contestó que la base del desarrollo de una nación es la educación y sugirió “buscar cuáles son los niños talentos, buscando la coordinación del Gobierno”. Además, aseguró que la baja inversión en la educación “es inaceptable y no vamos a tener un futuro positivo si no invertimos”.

Como tercera pregunta, Coralia Guerra los cuestionó sobre cómo abordarían el problema del excesivo endeudamiento de El Salvador.

Simán respondió que el problema “no es la falta de recursos” porque “este gobierno corrupto es el que más recursos ha recaudado en el país, este gobierno nos está bolseando a todos los salvadoreños. No es cuestión de recursos, es que los administremos bien”. Para provocar crecimiento económico, sugirió generar confianza.
López, por su parte, señaló que “gastar el dinero ajeno es lo más fácil, tenemos un gobierno que le gusta gastar el dinero pero no invertirlo como la población quiere”. Criticó la cantidad de ministros que hay en Relaciones Exteriores. “No puedo creer que para la presidencia de la Asamblea tenga medio millón de dólares para su uso. Tenemos que modificar y apretarnos el cinturón pero también buscar el desarrollo de la educación”, añadió.
Calleja aseguró que su visión es “formar el mejor gobierno con gente capaz, un gobierno transparente y eficiente” y sostuvo que “cuando hay corrupción nunca hay suficiente dinero”. Y expresó: “Mi mano no va temblar para proceder en casos de corrupción, tendremos que erradicar la corrupción. Por otro lado, también deberíamos hacer una auditoría de resultados, porque el gobierno debería basarse en la gestión de resultados, con meritocracia”.

Rafael Domínguez hizo la cuarta pregunta: ¿Cómo piensa que puede compaginar dos visiones políticas antagónicas para administrar el recurso público y convivir con el Estado de Derecho?

López aseguró que la mayoría en El Salvador “está en guerra contra la pobreza”, asegurando que la población “ha entendido” que la vía de desarrollo no es un modelo como el venezolano.
Calleja contestó que “la reconciliación económica pasa por un gobierno que logra generar igualdad de oportunidades” y que deben “ser un gobierno promercado que genera la certeza y la confianza para que inversionistas pequeños, medianos y grandes vengan”, sugirió hacer una tramitología mucho más simple y promover emprendimientos. “Hemos trabajado con productores que venían de la nada, ellos de $150 por familia hoy están viviendo con $1,000”, aseveró.
Simán respondió que no cree que la economía esté polarizado y sugirió debatir. “Yo no creo que nuestra economía está polarizada, los salvadoreños no estamos polarizados… Los salvadoreños estamos unidos, aquí no hay polarización política, también nos han hecho creer que es malo tener diferencias”, explicó y agregó que ojalá vieran a los partidos políticos polarizados defendiendo los principios.
“La manera de manejar esas diferencias es a través del debate. Se resuelven discutiendo y debatiendo, en nuestro partido hemos perdido la valentía de defender” principios, indicó, como la libre empresa y la propiedad privada.

La quinta pregunta intentaba indagar cómo los aspirantes lograrían una reconciliación social, tomando en cuenta la politización de la Policía Nacional Civil.

Calleja aseguró que la politización se ha dado en todas las instituciones. “Hemos politizado las instituciones del Estado” y sugirió “construir una política de meritocracia, ya no más apoyo para cheros y familiares, nepotismo en el pasado”.
Simán insistió en que se seguía hablando “como que estamos atrapados en el pasado, los problemas que tenemos hoy los tenemos que resolver hoy”. Explicó que ese problema no trataba de la “reconciliación”, sino de “llevar a la mejor gente a resolver problemas”. “Yo como presidente voy a asumir esa responsabilidad y voy a liderar el gabinete. Necesitamos una política de seguridad. Todo comienza con llevar funcionarios honestos y capaces”, prometió.
López señaló que en El Salvador las personas se acostumbran a los problemas sin resolverlos de raíz. “Hoy hablaba con el doctor Fortín Magaña, decía que acá en El Salvador padecemos del síndrome del Acelhuate, hace como 50 años, el Acelhuate olía horrible y ahora todavía huele horrible, ese es un problema que vivimos, nos acostumbramos a los problemas sin resolverlos de raíz”, dijo. A ello agregó que el problema de la delincuencia “no solo es un problema de la Policía, es un problema de la Fiscalía” y elogió el sistema de videovigilancia de la municipalidad de Santa Tecla.

La sexta pregunta, realizada por Rafael Domínguez, fue: En El Salvador se necesita reconciliación entre los ciudadanos y los políticos, hay una pérdida de credibilidad. ¿Cómo piensa para lograr esa reconciliación?

Simán explicó que la reconciliación quiere decir volverse a conciliar y aseguró que “es importante tener ideologías” así como manejar las diferencias teniendo “acuerdos políticos no debajo de la mesa ni con maletines negros”. “Necesitamos buenos gobernantes… No tiene nada de malo tener diferentes ideologías. Los problemas de nuestro país, no importa si sos de derecha o izquierda, te está pasando igual”, agregó.
López dijo que en el país se conocen cuáles son los problemas pero “lo que se necesita es gente que tenga la capacidad, es obvio que tenemos que buscar acuerdos con todos los partidos, pero es un mensaje claro que ya no se quieren esas discusiones. Ya estamos aburridos que no se genera esa calidad de vida, lo que quiere el pueblo es una mejor salud, educación, seguridad y oportunidades de trabajo”.
Calleja respondió que él ama al país y que su esposa y él no se pueden quedar de brazos cruzados. “ARENA reconoce y respeta mi origen ciudadano. En ARENA nos dimos cuenta que tiene un enorme potencial, estamos claro que son la ruta. Somos nosotros que liderar la unificación política de este país. Yo sí me siento optimista, hay esperanza gracias a nuestro partido y la renovación que se está dando”, expresó.

La última pregunta se realizó a las 9:01 de la noche: ¿Qué acciones de unificación emprendería tanto si gana o pierde la elección del 22 de abril?

Calleja respondió que sus contendientes en la elección interna son sus amigos y les hizo una invitación: “Si me toca ganar, igual, si no gano, las acciones serán las mismas. Extender la mano. Yo me comprometo, firmo una alianza para la unidad antes del 22, invito a todos a mis colegas, nos comprometenmos a apoyar al candidato que gane y de esa forma asegurar el triunfo. Unidos ganamos, separados no llegamos ni a primera base”.
Luego, Simán aseguró que cuando alguien se mete en una contienda, tiene que estar preparado a asumir la responsabilidad si gana. “Esta es una contienda, puede haber jalones de pelo, en mi caso no me afecta”, bromeó, para luego aseverar: “Quiero decirle a todos los areneros, esta contienda nos va a sacar más fortalecidos, más grandes, después, la unidad viene de compartir principios y valores. Tengan la plena seguridad que, aunque nos jalemos las camisetas y nos demos codazos, vamos a tener una ARENA unida, listos para enfrentar a cualquier rival de cualquier partido”.
López expresó satisfacción por la respuesta de ambos y reiteró que está totalmente convencido de que saldrán unidos. “Este es un proceso histórico, es una primera vez, vamos a salir multiplicados, toda esta etapa nos ha favorecido, porque ha visto esa transparencia. Soy ingeniero, el orden de los factores no altera el producto, cualquiera que gane, yo voy a dormir tranquilo y feliz”, finalizó.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Condena internacional contra Ortega por feroz represión contra oposición en Nicaragua

Una fuerte condena internacional recibió este domingo el gobierno de Daniel Ortega tras la represión a …

MÁS INFORMACIÓN
El Salvador no tocó el tema de Venezuela y Nicaragua ante EE.UU.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, expresó durante la reunión de alto nivel con Estados …

MÁS INFORMACIÓN
Costa Rica concede asilo a activista nicaragüense Alvaro Leiva

Costa Rica concedió asilo político al activista nicaragüense de derechos humanos Alvaro Leiva, uno de los …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.