Cerrar [X]

Buenos Días

¿Cómo vamos a cosechar amor, si…?

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 12, octubre 2018 - 12:00 am

Hay una frase de Monseñor Óscar Arnulfo Romero que siempre me ha impresionado: “No se puede cosechar lo que no se siembra. ¿Cómo vamos a cosechar amor en nuestra República, si sólo sembramos odio?”, decía el Santo en su homilía del 10 de julio de 1977.

Si hace 41 años el arzobispo de San Salvador tenía esas preocupaciones, solo imaginemos lo angustiado que estaría cuatro décadas después de su mensaje. La sociedad salvadoreña  lleva cuatro o quizás cinco décadas escuchando mensajes de odios y divisiones y cada campaña electoral nos envenena más. La confrontación no tiene límites y se cosecha lo que se siembra. Por eso al país  le cuesta tanto avanzar. Con esos discursos de odio es difícil que un empresario pueda creer que El Salvador es un buen destino para sus capitales.

Hemos sido incapaces siquiera de alcanzar acuerdos mínimos para el combate a la criminalidad,  para la enseñanza general del idioma inglés o para meterle tecnología a los expedientes médicos. La mezquindad ha sido la bandera de toda la clase política y los que aparecen como alternativa son iguales o peores de lo que hay. Es simplemente terrible.

publicidad

Viendo lo que sucede a nuestro alrededor en Centroamérica no parecemos querer aprender sus lecciones, ni las buenas ni las malas.

Monseñor Romero también decía que ‘‘los hombres no comprenden su dignidad y no se promueven. Y viven un conformismo que verdaderamente es opio del pueblo”.


¿Será que nos hemos acomodado a ese conformismo de manera cínica? ¿Será que por eso vivimos criticando hasta lo bueno y somos incapaces de reconocer los avances?  ¿Será por eso que tenemos el presidente y los diputados que tenemos? ¿Cero racionalidad? No podemos cosechar lo que no sembramos. Pensémoslo para el futuro también.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.