Editorial & Opinion

Conflicto entre Órganos de Estado

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios @JaimeRamirezO

miércoles 23, octubre 2019 - 12:00 am

El conflicto que tienen en la actualidad el Órgano Ejecutivo y el Legislativo, se reduce a un pleito de intereses en que el Ejecutivo ha decido eliminar del mapa electoral 2021 a todo diputado incómodo, que tenga la osadía de contradecirlo e incluso pedirle cuentas de cómo se está gastando el dinero para el Plan Control Territorial, particularmente algunos diputados de Arena, el FMLN y el PDC, dado que el resto de diputados se han acomodado a la diatriba presidencial.  Por otra parte, estos diputados hoy en conflicto tampoco se han portado tan bien que digamos, ya que, haciendo uso de la potestad constitucional, han tratado de recortar en el pasado los recursos al Ejecutivo.

De ahí que tenemos una tribuna en la que unos cuantos diputados, de conformidad a la sabiduría popular, están más preocupados por darle vuelta al protocolo de entendimiento que de mantener el acuerdo original; de hecho, ya circulan algunos nombres distintos al del diputado Mario Ponce, de candidatos posibles para presidir el Órgano Legislativo, en el que la pugna es grande para dejar a un diputado de Gana. Todo ello hace pensar que a una buena parte de legisladores no les interesa generar leyes que beneficien a las mayorías más vulnerables, por dedicarle más tiempo a la lucha encarnizada por el poder, que a la creación de leyes justas.

De manera que se han olvidado de discutir y aprobar los proyectos siguientes: Reforma de la Función Pública, para fomentar la meritocracia a la hora de acceder a plazas estatales; Reforma al Sistema de Pensiones, que aprieta cada día el zapato de todo aquel empleado que está por jubilarse, donde reciben pensión de hambre; Ley de Agua, Ley de Seguridad Alimentaria, leyes de Protección al Medio Ambiente, entre otros proyectos.

publicidad

Por otra parte, tenemos a la presidencia de la República, más preocupada por ganar el mayor número de diputados para la legislatura 2021, y erradicar así cualquier vestigio de oposición y tener cancha libre para hacer y deshacer.

Es decir, una presidencia que está más enfocada por hacer el trabajo del legislativo que por dedicarle energía y estrategia a las funciones propias del Órgano Ejecutivo, como buscar los mecanismos que permitan a los hospitales no caer en desabastecimiento, ya que no se le puede continuar echando la culpa al FMLN por la falta de medicamentos o que algunos hospitales siguen desvencijados. Es obligación del actual gobierno buscar soluciones a los problemas que hoy aquejan a miles de familias salvadoreñas; se necesita crear oportunidades para los jóvenes y empleos para miles de compatriotas que continúan emigrando, porque no pueden llevar el sustento al hogar.


En fin, problemas para resolver sobran, pero se necesita un presidente que no esté ausente ante las emergencias del país ni que esté queriendo maquillar los problemas con mensajes de twitter; se requiere ponerle cabeza a la construcción de soluciones; los ciudadanos no quieren culpables ni improvisaciones, sino soluciones concretas, ya que no es prudente designar únicamente a personas púberes para manejar la cosa pública. Muchos de estos jóvenes que están en puestos claves, no comprenden qué significa “emergencia”, no entienden de “logística”, no saben cómo se “planifica la prevención de desastres” y para el caso, se tiene una emergencia con el dengue,

en la que han fallecido 19 compatriotas y, según el boletín de salud, hay un acumulado de 23,344 casos sospechosos de esta enfermedad. De ese total, a 1,355 personas se les hicieron pruebas para detectar el virus; la mitad de los exámenes (52,0 %, equivalente a 702 muestras) dio positivo al virus. De modo que estamos frente a una epidemia, y no se ve ningún plan de prevención o de contingencia que esté informando al pueblo; pero, por otro lado, sí se ha visto que se han gastado millones de dólares en otro tipo de publicidad gubernamental, y si a esto se le suma la negligencia de las autoridades de Educación en la suspensión de clases tardías por emergencia,

y luego el apagón en el aeropuerto, donde CEPA, asegura que fue una falla eléctrica, en mi opinión es un misterio sin resolver.

De manera que estamos frente a personas que carecen de las competencias para ejecutar su puesto; por ello he insistido en que el presidente se rodee de las mejores mentes para que le ayuden a gobernar, ya que al final del quinquenio no juzgaran a sus ministros, sino a su persona por mala administración. Así que con humildad Presidente, busque a las personas más doctas para que le acompañen, para salir del bache de improvisación en la que han caído.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

La comunicación de hoy se basa en conversaciones

La publicidad es una masa de comunicación que rodea y radia alrededor de un producto. Pero, …

MÁS INFORMACIÓN
¿Por qué es importante saber #QuienLePagoElViajeAOsiris?

El pueblo tiene derecho a saber y los funcionarios tienen la obligación de con-testar todas las int...

MÁS INFORMACIÓN
Financiamiento de proyectos sociales y seguridad

El proyecto de presupuesto general de la Nación fue presentado por el señor presidente y su …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.