Editorial & Opinion

Cuentos chinos y desafíos de las próximas décadas

Sherman Calvo / Empresario

viernes 6, diciembre 2019 - 12:00 am

Si hubiera que buscar una palabra que definiera la principal característica del mundo en esta segunda década del siglo XXI, considero que la más indicada sería cambio. Vivimos momentos complejos donde la incertidumbre y la vertiginosidad del cambio condicionan todos los aspectos de nuestra convivencia política, económica y social. El siglo XXI vino acompañado de un proceso de globalización que, unido al exponencial desarrollo tecnológico, modificó para siempre las normas que regían nuestra convivencia. El cambio es el factor fundamental que caracteriza nuestra existencia y conlleva una elevada dosis de incertidumbre que nubla aún más nuestras perspectivas de futuro. Por ello, considero fundamental que la comunidad internacional comprenda la necesidad de replantear los principales asuntos de convivencia y gobernanza para dar respuesta a las complejas demandas ciudadanas que enfrentamos. Por esto resulta imprescindible potenciar liderazgos jóvenes, preparados y responsables…” Jacobo Pombo García lo escribió en un artículo en Forbes.

Si el paso del cambio del mundo de hoy es un indicador, va a ser una carrera más dura y desafiante en las próximas dos décadas, y en adelante, más que vivir el “día a día”, será vivir el “minuto a minuto”. Este resumen ejecutivo de una reciente conferencia a la que pude exponerme, le harán el viaje más suave y, con mucho gusto comparto las ideas principales: ¡¡Velocidad!! Después de todo, mayor velocidad, nuestros clientes necesitan soluciones más rápidas y efectivas, y están dispuestos a pagarlas. Pruebe nuevas e intrépidas opciones constantemente.  Los jugadores tímidos morirán en los fieros y competitivos mundos del mañana. En vez de evitar riesgos, pruebe la exploración de riesgos calculados.

El cliente necesita no tener nacionalidad. Piense globalmente. Es la clave del crecimiento del mañana y para esparcir sus costos fijos. Clara diferenciación y posicionamiento más el constante incremento del contenido del valor. Los consumidores globales de hoy saben qué es lo que está disponible en todas partes y su valor. Desarrolle relaciones simbióticas con sus clientes.  Su conocimiento íntimo de sus necesidades, deseos, preferencias y sueños, hará que usted, empresa o marca, sea necesitado por ellos.

publicidad

Más que actuar en un mercado de “oferta y demanda”, se trata de que, si usted es un fabricante, necesita escuchar a sus clientes. Personalice, individualice. Seleccione a sus clientes. Enfoque bien su publicidad, use mercado de base de datos, mantenga una buena relación con sus públicos de interés. Adapte sus ofrecimientos a perfiles de clientes específicos.

Conviértase en un seguidor de tendencias. Eso suaviza el impacto del cambio abrupto. ¿De dónde vienen las tendencias? ¿Quién las empieza? Los problemas no resueltos de hoy se convertirán en las grandes innovaciones del mañana. Innove incesantemente. Si usted le da a su cliente de hoy lo mismo de ayer, ¡usted le está dando menos! Las expectativas del cliente nunca se terminan. ¿Por qué debe hacerlo usted? Si no tiene una ventaja competitiva, no compita. Cambie mecanismos con velocidad.  No pruebe oportunidades. ¡Bombardéelas! Si usted está equivocado, fracase más rápido y muévase hacia adelante.


Cambie antes que tenga que hacerlo. Deslíguese emocionalmente de los éxitos pasados. Lo que usted ha obtenido hasta ahora, no le servirá para llegar a donde quiere llegar. Controle su propio destino, o lo hará alguien por usted. Capacítese y actualícese constantemente.  El conocimiento se vuelve obsoleto. El aprendizaje nunca. Tiene que enfrentarse a la realidad como es, no como era ni como quisiera que fuera. La conveniencia es vital en un mundo caótico. Hágase de fácil acceso para sus clientes, al igual que sus productos o su servicio.  Facilite la compra. Haga sus productos inteligentes. Construya información dentro de ellos. Use la tecnología como arma –pero no para su propio bienestar-. Deje que el cliente enfoque siempre las decisiones tecnológicas.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.