Cerrar [X]

Nacionales

Daniela, la niña que superó el cáncer con actitud

Saraí Alas

lunes 1, octubre 2018 - 12:00 am

Daniela asegura que estudiará para ser abogado y defender los derechos de los niños. / DEM

Sentada en el sillón de la sala de su hogar, Daniela Guardado sonríe y afirma que el cáncer que padeció y que la llevó a perder una pierna, le marcó su vida; superada la primera etapa de quimioterapias tiene sueños por cumplir.

Uno es ayudar a los niños que padecen otras enfermedades y a sus padres, ya que no tienen el dinero suficiente para trasladarse al Hospital Nacional de Niños Benjamin Bloom o adquirir algún producto de higiene personal, durante el tiempo que necesiten quedarse en dicho nosocomio “porque vienen justo con el dinero necesario para que atiendan a sus hijos”, dice.

publicidad

“Yo sentí dentro de mí que algo no estaba bien, pero me venía preparando y, gracias a Dios, asimilé  mi enfermedad bien, hay niños que lloran y los comprendo pero yo fui fuerte”, dice Daniela, quien a sus 11 años de edad ha superado la Osteosarcoma, cáncer de los huesos que le fue diagnosticado en agosto del año pasado.

A pesar de que le fue amputada su pierna izquierda el 12 de septiembre de 2017, con valentía Daniela creó un programa llamado “Un proyecto de Dios para los niños venciendo con amor”, con el fin de obtener dinero para los niños que estan en los hospitales. Su proyecto es la venta de “slime” (plastilina para jugar y hacer figuras).


La venta de dicho producto inició en la escuela a la que acude Daniela, donde ofreció el slime a sus compañeros y con lo recaudado compró utensilios personales como: pastas de dientes, toallas húmedas,  jabones, desoderantes, vendas y mascarillas para los infantes y sus familiares.

Diario El Mundo publicó el 8 de septiembre de 2017, que Daniela urgía de una visa humanitaria para llevarla al centro médico de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, a tener una segunda opinión médica, esto luego que los médicos salvadoreños indicaron la cirugía para amputarle la pierna. La visa humanitaria fue negada y ya el hospital Bloom había iniciado un proceso judicial en un juzgado de la niñez, donde ordenaron someterla a la cirugía para salvarle la vida, sino se conseguía la visa.

Daniela asegura que estudiará para ser abogada y defender los derechos de los niños porque aunque la Ley de Protección Integral de la niñez y adolescencia (Lepina) protege los derechos de los mismos, no les garantiza que sus padres no les abandonen cuando les diagnostican alguna enfermedad grave o cáncer.

Según la pequeña, “cuando los niños  les preguntan (a las autoridades) porque han sido abandonados no les responden y no les garantizan su derecho al hogar”.

A su corta edad, Daniela aseveró que creará una empresa para que sus amigos (niños del hospital) obtengan un empleo para que sostengan el costo de sus tratamientos y no dependan completamente de la ayuda que otros brindan, además con los recursos producidos con la empresa continuar ayudando a otros que también necesiten.

Juana Aparicio y Luis Durán, abuelos de Daniela con optimismo indicaron que en un principio se sintieron devastados cuando los medicos dijeron que cortarían la pierna  de Daniela, pero la actitud de la niña cambió su forma de ver la situación y ahora le ayudan a vender “slime”, no solo con sus compañeros sino que también los venden a tiendas de mayoreo.

El dinero le sirve para comprar productos de higiene personal, juguetes, galletas y en algunas ocasiones ropa para minimizar un poco los gastos de los padres de los niños ingresados en el hospital Bloom. Daniela ahora solo espera que le den una fecha para ayudarle con la protesis que necesita y ser la primera futbolista con protesis del país.

 

Diario El Mundo publicó la historia de Daniela cuando le urgía una visa para llevarla a EE.UU. luego de que en El Salvador le recomendaron amputarle la pierna. 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.