Política

Desorden en cuenta millonaria de Hacienda en gestión Sánchez

Yolanda Magaña

martes 4, febrero 2020 - 12:04 am

El 30 de julio de 2014 el Gobierno de Salvador Sánchez Cerén tomó dinero prestado de la caja de los Fondos Ajenos en Custodia por $10.2 millones pero no registró el movimiento.

Esta es una de las conclusiones de la auditoría que realizó la Corte de Cuentas de la República (CCR) a la Dirección General de Tesorería del Ministerio de Hacienda.

La auditoría revela que durante los años 2014 y 2015 los documentos no reflejan la verdadera realidad financiera de la Hacienda Pública.

publicidad

“Los estados financieros no presentan razonablemente, en todos los aspectos importantes, la situación financiera, los resultados de sus operaciones, el flujo de fondos y la ejecución presupuestaria de la Dirección General de Tesorería” reza el informe de auditoría, con fecha el 16 de diciembre de 2019.

La Dirección de Auditoría 1 encontró incoherencias de saldos de las subcuentas de Fondos Ajenos de Custodia por $17.7 millones más y por $37.4 millones menos.


El caso pasó a juicio de cuentas a una cámara de primera instancia, que puede desvanecer los hallazgos o declarar responsabilidad administrativa o patrimonial.

 

Observaciones

Los auditores señalaron que la cuenta de Fondos Ajenos en Custodia no posee un control de financiamientos y reintegros, pese a que cubre deficiencias temporales de la cuenta corriente única del tesoro público. Los montos que maneja esta cuenta no son pequeños. En 2014, el saldo era $649 millones.

La administración, por su parte, señaló que esta observación no es válida debido a que los valores del reporte tienen fines de “control administrativo”.

De acuerdo a los auditores, no hay contabilidad de los financiamientos o reintegros de la Cuenta Corriente Única del Tesoro Público por las cantidades de $17.7 millones y $4.2 millones.

A eso le suman que la Dirección General de Tesorería del Ministerio de Hacienda presentó inversiones por $25.7 millones en el estado de situación financiera que correspondían a instituciones disueltas y liquidadas.

Los auditores aseguran que tampoco hay documentación de soporte suficiente de la mora tributaria reportada por el área de Cobranzas en Cargos por un monto de $15.1 millones y también abonos por $15.1 millones en 2014.

La Dirección de Auditoría 1 tampoco halló documentación sobre la liquidación de saldo en Fondos de Terceros por $23.5 millones, un ajuste de partida, la corrección de pagos, y el registro del reconocimiento de mora tributaria reportada por Cobranzas por $11.7 millones en cargos y $1.9 millones en abonos.

Luego de los argumentos de la administración pública, los miembros de la Dirección de Auditoría 1 no desvanecieron los hallazgos y advirtieron que, si no se desvanecen, el caso pasaría a una cámara de primera instancia.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.