Cerrar [X]

Buenos Días

Desplazamiento, un fenómeno muy real

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

jueves 10, enero 2019 - 12:00 am

En este país todos conocemos a alguien que ha tenido que moverse de su colonia debido a problemas de inseguridad. También conocemos a alguien que se ha tenido que ir del país por la misma razón. Hay gente que huye y tiene que moverse constantemente de casa por la persecución de las pandillas. Son gente de todos los estratos sociales, desde modestos empleados hasta reconocidos profesionales de clase media alta.

Pues ese fenómeno tiene número. Según un estudio hecho por la UCA y Cristosal, más de 235 mil salvadoreños se vieron forzados a desplazarse el año pasado dentro del país, debido a la violencia de las pandillas. Para que dimensionemos esas cifras, es como si la población de las ciudades de San Miguel y Santa Ana -juntas- tuvieran que ser evacuadas por un fenómeno X.

Según el estudio, seis de cada diez personas que habían tenido que dejar su vivienda afirmaron que habían considerado irse a vivir a otro país. La mayoría (51,8 %) había contemplado migrar a Estados Unidos, 13,3 % a Europa y el resto a países de Sudamérica, Guatemala o Costa Rica.

publicidad

Aunque la Sala de lo Constitucional sí ha reconocido el problema y ha ordenado al Ejecutivo tomar acciones al respecto, poco o nada se ha hecho.

Lo triste es que el gobierno aún no reconoce el desplazamiento forzado de personas y no ha tomado acción alguna para enfrentar el problema, a pesar que frecuentemente vemos en los medios de comunicación, las escenas de ese desplazamiento en zonas rurales y urbanas.


El que un Gobierno o una autoridad X niegue la existencia de un fenómeno tan grave como éste no significa que no ocurra o deje de existir. Es otra de las herencias que el próximo Ejecutivo tendrá que enfrentar y esperemos que no se oculte como la avestruz.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.