Economía

Digestyc realizará censo de población hasta 2022

Jonathan Pineda

miércoles 8, enero 2020 - 12:02 am

En el anunció de la realización del censo estuvo presente Vilma Mejía, gerente de Estadísticas de Género de la Digestyc; Nelson Guzmán, subdirector de Digestyc; Rony Aguilar, gerente de Estadísticas Económicas del BCR, y Roberto Guardado, gerente de Estadísticas Económicas. / Óscar Machón

La Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc) anunció que en 2022 iniciará el levantamiento de datos para el nuevo censo de población, edificios y vivienda, 15 años después de la última actualización en 2007.

“En este año se estima que sea el proceso de planificación, para el 2021 se inicie el proceso de la cartografía y sería, en todo caso, hasta el 2022 el levantamiento de la información para que en nueve meses o un año más ya se tengan los resultados del censo”, informó Nelson Guzmán, subdirector de Digestyc.

publicidad

Guzmán indicó que “el levantamiento de la información para este censo podría tener una duración de hasta tres semanas”, y se utilizarán dispositivos móviles para recolección de datos y no con papel como se hacía en años anteriores.

La Ley Orgánica del Servicio Estadístico establece que el censo de población, edificio y vivienda se debe realizar cada 10 años, en aquellos terminados en cero. Para esta labor delega a la Digestyc, una división del Ministerio de Economía (Minec). La última actualización data de 2007.


En 2015, el Gobierno anterior comenzó a gestionar un préstamo por $40 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para realizar tanto el censo de población, como el agropecuario y la encuesta de ingresos y gastos de los hogares. Las autoridades de la Digestyc de ese momento indicaron que se realizaría a mediados de 2018 e incluso se hicieron pruebas pilotos en Cacaopera, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO).

El anterior Gobierno alegó que nunca se presentó la propuesta del préstamo a la Asamblea Legislativa porque no existían condiciones políticas.

 

Una nueva gestión para el censo

Guzmán indicó que el trabajo que realizarán es “muy arduo” y que, hasta el momento, solo se ha realizado un diagnóstico de las capacidades de la institución para la implementación del censo, además de una evaluación para saber las fortalezas en cartografía y una visita técnica al Instituto de Estadística de Geografía e Informática (INEGI) de México.

La nueva administración de la Digestyc mantendrá la gestión del préstamo con el BID. El funcionario indicó que este crédito tendrá un costo de $27 millones; no obstante, la institución solicita un financiamiento de $40 millones que cubra la realización del censo agropecuario, censo económico y la encuesta de ingresos y gastos.

“Se tiene una negociación inicial, que hasta el momento no se ha concretado con el BID, para ver si se puede financiar toda la ronda censal. De concretarse esta negociación, ellos serían los que estarían dándonos el préstamo de los $40 millones, que servirían para el censo de población, económico, agropecuario y encuesta de ingresos y gastos”, explicó Guzmán.

La Digestyc aseguró que ya se trabajó el presupuesto y solo falta definir algunos términos en los que se haría el apoyo financiero, para hacer una negociación directa con el BID en este semestre.

El censo incluirá indicadores por área demográfica, y distribución de población a nivel nacional, departamental y municipal; población por sexo, edad, origen, fecundidad e inmortalidad, esperanza de vida, población migrante, índice de masculinidad, población ocupada y desocupada. También escolaridad promedio, analfabetismo, características propias de hogares, tipo de tenencia de vivienda, servicios básicos, equipamiento del hogar y estructura de vivienda.

 

¿Cada cuánto se deben realizar?

 

Población

La Ley Orgánica del Servicio Estadístico establece que se debe realizar cada diez años, en aquellos terminados en dígitos de cero. El último levantamiento se concretó en 2007.

 

Agropecuario

Este censo, según la ley, se debe levantar cada cinco años, en los terminados en cinco y cero. El último se realizó entre 2007 y 2008 por el MAG en coordinación con el Viceministerio de Comercio.

 

Censo, una promesa incumplida

 

2007

Se presentó el censo de población y vivienda, donde se calculó una población de 5.74 millones de personas, 2.7 millones eran hombres y 3.02 millones eran mujeres.  De la masa poblacional total, 3.59 millones de personas vivían en la zona urbana y 2.14 millones en el área rural.

 

2009

El cuarto censo agropecuario se finalizó en 2009, aunque se comenzó a realizar entre 2007 y 2008. El primer levantamiento de estadísticas de esta naturaleza se realizó en 1950, el segundo se desarrolló en 1961 y el tercero se concretó en 1971, indican los datos oficiales.

 

2015

El Gobierno comenzó a gestionar recursos con el BM y el BID para financiar un nuevo censo de población, agropecuario y la encuesta de ingresos y gastos de los hogares. La negociación se concretó con el BID con un préstamo de $40 millones y la Digestyc se comprometió a realizalo en 2018.

 

2019

El anterior Gobierno confirmó que no se presentó el préstamo al directorio del BID por temor a no recibir apoyo de la Asamblea Legislativa. El nuevo Ejecutivo se comprometió a retomar el censo de población, a más de una década de la última actualización de las estadísticas.

 

2020

El nuevo Gobierno anunció que este año se dedicará a la planificación del censo de población y vivienda, y del diagnóstico para saber las fortalezas que tiene la institución para realizar la cartografía. Además, informó que se está trabajando en el presupuesto para el préstamo con el BID.

 

2022

La Digestyc prevé que en 2022 se iniciará el levantamiento de datos a nivel nacional, en el que se utilizarán dispositivos móviles para modernizar el proceso. Los resultados se presentarán nueve meses o un año después de iniciar la recolección de información.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.