Política

Director de la PNC a diputado: “Necesitamos la llave del Salón Azul, de lo contrario vamos a tumbar las puertas”

Gerson Chávez

martes 11, febrero 2020 - 12:01 am

Archivo

Además de diputado y directivo de la Asamblea Legislativa, Reynaldo López Cardoza es el encargado de seguridad del recinto que ocupa este poder del Estado. En esta entrevista revela cómo perdió el control de la seguridad durante siete horas luego de que la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada de El Salvador ingresaran violentamente y relegaran al personal de seguridad institucional, con llamados a derribar el portón del Salón Azul y las llamadas telefónicas entre funcionarios del Ejecutivo que se coordinaban para el ingreso del presidente de la República, Nayib Bukele, el comandante general de las Fuerzas Armadas.

 

publicidad

¿Se ha identificado a algún diputado o empleado de la Asamblea Legislativa que haya permitido el ingreso a la Asamblea Legislativa de la Fuerza Armada o la Policía Nacional Civil?

No, no, no, ninguno de los diputados. Yo soy el primer encargado de la seguridad de este recinto legislativo. Yo vine ayer a la 1:47 de la tarde. Cuando me hago presente, me informa el jefe de seguridad y el jefe de los PPI (Protección de Personalidades importantes) –porque aquí hay dos jefes, está el de la seguridad y está el de los Supernumerarios que es un convenio con la Asamblea y la Policía, que los paga la Asamblea y la Policía lo único que hace es prestarles uniformes y armas y los acredita. Cuando yo ingreso a eso de la 1:47 de la tarde, ya el director de la Policía (Mauricio Arriaza Chicas) ya estaba adentro, adentro del recinto legislativo. Me dice el jefe de la Policía que está aquí: ‘Mire, el director (Mauricio Arriaza Chicas) quiere hablar con usted’. Yo le dije 'que vaya a mi oficina'; 'no, es que quiere hablar con usted, que usted vaya’. Yo le dije que fuera a mi oficina, no vino, me volvieron a insistir que fuera y fui yo a reunirme con el director de la PNC (Policía Nacional Civil) y, cuando yo estoy allá, me dice: ‘Diputado, disculpe, pero, nosotros ya ingresamos y tenemos el control de los portones y necesitamos la llave del Salón Azul para poder entrar al Salón Azul porque el señor Presidente va a ser presencia, de lo contrario vamos a tumbar las puertas, vamos a abrirlas’.


 

¿Había equipos de la unidad de explosivos aquí en la Asamblea Legislativa?

Yo no he tenido conocimiento de eso. Lo que ellos sí dijeron es que sí iban a abrir, que iban a abrir a la fuerza. Aquí se iba a abrir a la fuerza por órdenes del ministro de Seguridad (Rogelio Rivas), me lo dijo el director (de la PNC). Eso fue lo que él me dijo. Pero aquí ningún diputado o diputada ha dado la orden para que se entre, la única orden que yo giré a eso de las 9:00 de la mañana o 10:00 de la mañana, no me acuerdo exactamente, es que entraran todos los medios de comunicación, porque los de seguridad de aquí (de la Asamblea) no los dejaban ingresar. Entonces, ordené, nuevamente, por segunda ocasión, que ingresaran todos los medios de comunicación. Ya cuando yo ingresé, ya estaban los medios aquí adentro, una gran cantidad de medios, me encontré que en ese momento tenían un problema con una periodista y un camarógrafo de canal 2 que lo agredieron los policías, uno de los policías lo agarró de del cuello, lo levantó y lo prensó contra los portones. Ese video no ha salido todavía, tiene que estar en nuestras cámaras de seguridad. El señor director (de la PNC) también se disculpó por la agresión que hubo. Así que, en ese sentido, ninguna persona dio una orden aquí.

 

¿Y cómo fue el ingreso de la Fuerza Armada?

La Fuerza Armada ingresó porque ya la Policía tenía el control. Aquí estaba la Fuerza Armada conjuntamente con la Policía con el control de toda la Asamblea Legislativa. Cuando yo me reuní con el director (de la PNC) le dije: 'Director, si abrimos el Salón Azul, no queremos presencia ni de un policía, ni de un militar adentro'. ‘No, me dijo, se lo prometo que no’. Sorpresa de nosotros, que entramos (al Salón Azul), se abre, ingresamos, cuando estábamos adentro, vimos que comenzaron a ingresar los militares. Entran los militares y posteriormente entra la UMO (Unidad de Mantenimiento del Orden de la PNC) a ponerse detrás de donde nosotros estábamos, detrás de junta directiva. Me vengo de regreso a hablar con el director (de la PNC), que estaba adentro del Salón Azul, y le digo: 'Director, saquen a los militares, saquen a la Policía, están haciendo un show'. Entonces, retiró la UMO, pero solo la pasó para el lado de atrás y a los militares no los quisieron mover, no los quisieron mover, en ese sentido, creo que no estuvo bueno eso. Fue un show. Una foto que le ha dado la vuelta al mundo y que creo que no es lo correcto. Estas fotos que le han dado vuelta al mundo no son buenas para nuestro país. El próximo jueves, este jueves que viene, vienen dos calificadoras de riesgo, con esto se van a encontrar. No lo he provocado yo, no lo ha provocado esta Asamblea Legislativa. Es un préstamo que estamos aprobando.

 

¿Cómo es que se logra ingresar al Salón Azul?

Se manda a traer la llave y el diputado (Guillermo) Gallegos dice: ‘Miren, yo me responsabilizo y abran’. Y abrimos allá la puerta de atrás e ingresamos al Salón Azul.

 

¿Vino algún empleado con llaves?

Vino un empleado con llaves después de una hora y media. El empleado vive allá por Zacatecoluca y ese empleado vino. El empleado nunca llegaba y que lo querían mandar a traer en las patrullas, que lo querían mandar a traer en un helicóptero, fue un gran desorden. Faltando 15 minutos, llegó el ministro de la Defensa (René Francis Merino Monroy) y dijo el ministro: "Abramos, orden que abramos". Yo le dije: 'Miren, calma'. Estaba el ministro de la Defensa y el director conmigo, estábamos los tres, yo les decía 'cálmense, le van a meter más fuego a esto". Y así fue como se calmó un poco y se esperó que la llave viniera después de esos 20 minutos.

 

¿De quién traía orden el ministro de la Defensa para abrir?

Yo no sé, yo creo que traía orden del Presidente (de la República, Nayib Bukele), me imagino, porque al director de la Policía le estaba dándole órdenes el ministro de Seguridad Pública (Rogelio Rivas), eso sí me consta a mí porque hasta en altavoz (del teléfono) lo escuchamos.

 

¿Cree que hubo uso de fuerza excesiva?

Fuerza excesiva fue al principio, al parecer, yo no estaba. No puedo dar fe de eso. Lo que me contaron los empleados de seguridad fue que el director (de la PNC) entró con fuerza agresiva, que él ingresó forcejeando la seguridad de esta Asamblea Legislativa.

 

¿La seguridad y los PPI de la Asamblea Legislativa han reportado algún tipo de agresiones?

Claro, en ese momento se reportó que el director (de la PNC) había entrado agresivamente y que, a un costado, donde está Transporte, los militares se saltaron la barda para ingresar. Fue una toma, fue una toma a la fuerza de esta Asamblea Legislativa.

 

¿Hubo lesionados de la seguridad de la Asamblea Legislativa y del PPI?

No hubo lesionados. Nosotros replegamos. Yo les dije, les di la orden que replegáramos a los PPI, que replegáramos a toda la seguridad para que no fuéramos a crear un choque o un conflicto en contra de la Policía. No nos vamos a poner a pelear 48 seguridad que tenemos aquí contra 5,000 policías que andaban aquí. Era ilógico que yo me pusiera en un tema de querer retener eso, el director (de la PNC), me dijo ‘la Asamblea está a la orden de mi persona’.

 

¿El domingo hubo un 'salón de mando' de los militares en el Salón Cuscatlán de la Asamblea Legislativa?

 

No. No, no había. El ministro (de la Defensa Nacional) llegó aquí porque estaba el director de la Policía. Yo le dije vámonos para allá. Veníamos en camino cuando el coronel (Antonio) Almendáriz me dice ‘me lo voy a llevar para mi oficina’. Se lo llevó el coronel y nos fuimos todos para allá. Allá llegó el ministro de la Defensa. Pero no había centro de manda.

 

¿Cree que hay retroceso en los avances democráticos con la militarización?

Hay un retroceso, hay un retroceso. Yo creo que el diálogo hay que llamarlo. El control del recinto legislativo ya lo tiene la seguridad de la Asamblea Legislativa y los PPI. Ya lo tenemos nosotros. Desde ayer mismo, a eso de las 7:00 de la noche que me habló el jefe de la seguridad, el coronel (César) Reyes (Dheming) y me dice ‘ya tenemos el control de la seguridad, ya tenemos todo, está todo en orden, ya hemos tenido control del tema’.

 

¿Perdieron el control desde el mediodía?

Sí, como desde el mediodía.

 

¿Cree que la intención era disolver la Asamblea Legislativa?

Era disolverla. Cuando el señor Presidente inició la sesión plenaria, dijo ‘que ha convocado al Consejo de Ministros’. Yo creo que sus palabras lo dijeron, no debió sentarse en la silla del presidente de aquí pero lo hizo. Los diputados que vinimos el día de ayer, no era esa la intención que nosotros teníamos de tener un conflicto con nadie. El artículo 135 de la Constitución nos mandata que tenemos que ser anuentes a la Constitución y que nos atengamos a su texto y, por eso, nosotros estuvimos presentes aquí de buen corazón, de buena intención, por eso vinimos; pero no creímos que íbamos a tener ese tipo de situaciones que se dieron tipo 5 de la tarde.

 

¿Se arrepiente de haber venido?

Yo no me arrepiento de haber venido, pero iba con un amargo sabor. Cuando llegué a mi casa, andábamos hasta nerviosos, andábamos preocupados. Fue un tema de tensión muy difícil.

 

¿Qué panorama ve entre el Ejecutivo y el Legislativo?

Complicado. Complicado. Estos próximos días que vienen van a ser muy difíciles en el país, lo veo bien complicado. El Presidente (de la República) ha convocado nuevamente para el próximo domingo. Los partidos no quieren aprobar el préstamos mientras no bajen la pistola y que, es cierto, tiene que bajar el arma. No puedes hacer una cosa a la fuerza. Cuando tenés la pistola en la cabeza y te quieren obligar a que hagas las cosas, no te sentís cómodo. El diálogo es muy importante y que los tres órganos del Estado trabajen de la mejor manera, pero no trabajar con la pistola en la cabeza. No te pueden estar amenazando con una pistola para que endeudes al país.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.