Internacionales

EE.UU. sacudido por dos tiroteos en Florida

Redacción Internacional / AFP

sábado 7, diciembre 2019 - 12:00 am

Un estudiante de la fuerza aérea de Arabia Saudita abrió fuego, ayer, en una base militar en Florida, donde mató a tres personas antes de ser abatido por la policía en un tiroteo por el que el rey saudí ofreció sus condolencias al presidente estadounidense, Donald Trump.

El tiroteo, que tuvo lugar en la Estación Aérea Naval de la ciudad de Pensacola, en el noroeste de Florida, dejó además 11 heridos, entre ellos dos policías que respondieron al ataque. Uno resultó herido en una rodilla y otro en el brazo, y se espera que se recuperen.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que el atacante venía de Arabia Saudita, la misma nacionalidad de 15 de los 19 hombres que estuvieron involucrados en los ataques del 11 de septiembre de 2001, algunos de los cuales habían estudiado en Florida.

publicidad

“Creo que obviamente habrá muchas interrogantes sobre el hecho de que este individuo haya sido un extranjero y formara parte de la fuerza aérea saudí, y que estuviera entrenando en nuestro suelo”, dijo DeSantis en una conferencia de prensa.

“Obviamente, el gobierno de Arabia Saudita necesita aliviar a estas víctimas. Y pienso que tendrán una deuda aquí puesto que [el atacante] es uno de sus individuos”, añadió.


El comandante Timothy Kinsella dijo que el atacante, cuyo nombre las autoridades no han revelado, era un estudiante de la aviación, uno de las “dos centenas” de estudiantes internacionales de la base militar.

Si bien los tiroteos masivos son una ocurrencia común en Estados Unidos, es infrecuente que ocurran en instalaciones militares.

Este episodio ocurre dos días después de que dos personas murieran el miércoles en la base de Pearl Harbour, en Hawái, a manos de un marinero que abrió fuego y luego se pegó un tiro en la cabeza.

La base aérea de Pensacola, Florida, fue cerrada luego del tiroteo protagonizado por uno de sus estudiantes internacionales de origen saudí, que fue abatido por las autoridades. /AFP

Persecución mortal

Igualmente Florida fue un escenario trágico la noche del jueves luego que dos hombres armados que robaban una joyería huyeron de la escena del crimen en un camión de correos robado, llevándose consigo al conductor como rehén.

Siguió una dramática persecución policial a alta velocidad que terminó en un tiroteo mortal.

Cuatro personas murieron en la transitada calle donde ocurrió el tiroteo, delante de las cámaras de televisión que transmitían en vivo desde helicópteros. Fallecieron los dos sospechosos, el conductor del camión de correos y un transeúnte, informó el agente del FBI George Piro.

El suceso comenzó al caer la tarde, cuando dos sospechosos armados robaron una joyería en Coral Gables, próximo a Miami, dijo Piro.

“Cuando los sospechosos abandonaron la zona, secuestraron un camión de correos y al conductor”, añadió.

Decenas pudieron observar por televisión el intercambio de balas y cómo un cuerpo cae al pavimento. Otros se enteraron a través de vídeos compartidos en redes sociales por conductores que quedaron en medio de la balacera.

Una de las víctimas mortales de esa dramática escena era el hispano Frank Ordóñez, quien era el conductor del camión del servicio postal.

El joven de 27 años murió en el tiroteo. Su familia ahora cuestiona el proceder de la policía y le reprocha que no intentaron rescatarlo.

“No le dieron la oportunidad, él se agachó para salir y comenzaron a disparar… ¡Cómo me lo mataron!”, se preguntaba ayer su madre Luz Apolinario.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.