Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El efecto de las fake news y la rumorología

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios

jueves 10, enero 2019 - 12:00 am

El Salvador es de todos y no de unos cuantos que han sembrado odio y división, únicamente para conseguir votos en tiempos electorales; por esa razón, no debemos permitir, como salvadoreños, que las ideologías nos hagan perder amistades y familiares. Es lamentable que se ha llegado a grados de intolerancia cero, donde personas se ofenden y difaman en las redes sociales, y en el peor de los casos, algunos compatriotas se asesinan por defender de forma enfermiza a un candidato o a su partido político, a sabiendas de la corrupción histórica cometida por personas que aún están en la palestra política.

Como sociedad debemos avanzar hacia la tolerancia y el respeto de las ideas, aprender a debatir a partir de la argumentación lógica y contra argumentación, entender que unas personas tendrán ideas diferentes, pero no por ello se merecen que sean quemados en la hoguera como se hacía en la “Santa Inquisición”; ante este escenario, los partidos políticos y sus candidatos juegan un papel crucial, orientando a sus seguidores a que no insulten en las redes sociales, y que respeten a los adversarios políticos, porque al final del día todos somos salvadoreños y por consiguiente hermanos.

Nunca se había estado ante un escenario electoral tan hostil, donde los mismos candidatos, en lugar de apagar el fuego, más lo encienden con comentarios y aseveraciones huecas y sin fundamento, pero como se está en campaña electoral, todo ataque que debilite al adversario es válido desde la óptica del marketing político, no así desde la moral y buenas costumbres; por esa razón vemos a miles de troles actuando anárquicamente en las redes sociales, respaldados ante al anonimato, pero son tan cobardes como lo es un violador que tiene que taparse el rostro para que la víctima no lo reconozca.

publicidad

Así un trol no tiene la valentía de mostrar su identidad, porque no posee los pantalones para sostener lo que publica. De ahí surgen las fake news y la rumorología, de manera que el candidato y el partido político que sea más perverso y carente de principios, es el que se podrá agenciar la victoria en la contienda electoral, dado que ha sabido debilitar y minimizar a su adversario, utilizando troles y la rumorología, pero no porque haya tenido planes estratégicos para sacar al país de las grandes dificultades que tienen a los salvadoreños por el camino de la pobreza y la inseguridad.

En consecuencia, como ciudadanos, debemos abrir los ojos y entender que ningún Presidente que llegue al gobierno, independientemente de la ideología que sea, será capaz de resolver los problemas de todos los habitantes ni tampoco la pobreza y la inseguridad se resolverán por arte de magia,  se requiere de la intervención de todas las fuerzas vivas de El Salvador, para empujar la carreta de forma conjunta, y cada salvadoreño tenga claro y sea consciente que los verdaderos adversarios a derrotar no son ARENA, FMLN o GANA, aunque han contribuido a que el país, esté en miseria y divido.


No obstante, el verdadero adversario a vencer es la indiferencia ante las necesidades de aquellos menos favorecidos, el individualismo ante las falencias colectivas, la acumulación irracional de las riquezas frente a las necesidades de la clase trabajadora, la obsesión de control de poder versus el trabajo colectivo en equipo, la inseguridad versus los despilfarros de los recursos públicos,  la falta de inversión en el capital humano versus la partida secreta, la carencia de voluntad política de llevar desarrollo local y educación versus el gasto desmedido de viajes y viáticos de funcionarios públicos.

La ausencia de un plan de seguridad pública integral basado en la prevención de la violencia, contrastado con el presupuesto superfluo asignado al Organismo de Inteligencia del Estado para el año 2019. Es decir que los candidatos están equivocados al estarse sacando los trapos al sol y acusándose de una cosa u otra, los salvadoreños estamos cansados de tanta polarización.  Suficiente violencia han ejercido las pandillas, como para continuar esa guerra por la vía de las ideologías, cuando hay miles de problemas que requieren solución.

En suma, obliguemos a los candidatos a que nos hablen de sus propuestas, de cómo solucionarán la inseguridad; cómo crearán las oportunidades para los jóvenes; cómo reducirán la brecha de la desigualdad; cómo piensan mejorar la calidad educativa; cómo van a aprovechar el bono demográfico que estará abierto hasta el año 2035; pero lo más importante:  cómo financiarán estos proyectos.

“No harás injusticia en el juicio; no favorecerás al pobre ni complacerás al rico, sino que con justicia juzgarás a tu prójimo”. (Levítico 19:15).




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.