Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El oso del año

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 12, diciembre 2018 - 12:00 am

Hacer el oso en el caló popular es hacer el ridículo o equivocarse de manera infantil o de manera obvia, eso es lo que creo que habría que decir de lo hecho la semana pasada por el candidato Nayib Bukele al llamar a su ejército de seguidores y lanzarlos contra las oficinas y personal del TSE por lo que consideró era un “fraude” electoral.

Sin duda los políticos, como todo ser humano, corren el riesgo de equivocarse, de meter la pata, pero hay errores de errores, unos que pueden tener justificación por desconocimiento técnico de alguna materia, manejar datos erróneos, hilar mal algunas ideas, asumir el estrago del cansancio por las duras jornadas de trabajo electoral, etc… pero en lo que no puedes equivocarte como candidato o aspirante a político es en el ejercicio de tu liderazgo, primero para convertirlo en manipulación violenta y segundo para levantar juicio y acusar sin tener información correcta asumiendo tu paranoia como la realidad, en eso ninguno puede darse el lujo de equivocarse, menos si el resultado podría terminar en tragedia o si se pone en riesgo la integridad de otras personas o el patrimonio de terceros.

Nayib Bukele arremetió contra el TSE y sus empleados inspirando a sus seguidores a la violencia y a la toma violenta de las oficinas del TSE porque en su mente considero que el tono del cian de la bandera en la papeleta no es el que corresponde a la bandera de Nuevas Ideas; Su mente se nubló hasta el capricho de hacer ver esa situación como parte de un complot o un manejo mal sano en su contra, olvidando que Nuevas Ideas no corre en la elección y que tampoco0 tiene una coalición con GANA, también olvidó que los responsables de ese color fueron los personeros de GANA que inscribieron la bandera a la hora de definirse como el partido con el que correría el candidato, dejando entrever su “oso político”,  un “oso del año”, considerando que es él quien supuestamente maneja todos los hilos de su campaña. El problema estuvo en que GANA registró un color de cian en la bandera para la papeleta y Nuevas Ideas tiene otro cian como bandera partidaria, la responsabilidad de ese cambio no es del TSE sino de ellos mismos, por tanto el berrinche no fue más que un exabrupto, un error de un inmaduro candidato que no supo aceptar que el error era de él mismo, así como cuando uno busca y busca las llaves y las tiene en la bolsa del pantalón pero antes ha despotricado, acusado, botado gavetas y hecho cualquier espectáculo para buscarlas.

publicidad

Algunos dirán que luego del exabrupto no pasó nada, que los seguidores de Nuevas Ideas y de Bukele no golpearon a nadie, ni dañaron infraestructura, pero el riesgo estuvo latente, privaron de libertad a un número de empleados a quienes amenazaron por el “fraude” , golpearon portones y rodearon la institución electoral, el candidato en sus redes sociales incitó a la gente a tomarse las calles a ejercer violencia contra lo que consideró un manejo de la bandera partidaria y de la papeleta, mostrando su peor rostro y el riesgo de su personalidad o de lo que se considera el poder de manipular a la masa, sin duda es un líder con inmadurez y con un grado peligroso de ansiedad.

El poder es algo que debe dosificarse y administrarse con mucha capacidad, hacerlo a la ligera provocará daños al sistema político, como aquellos emperadores Romanos que tuvieron en su mano el imperio más grande del mundo pero lo perdieron por sus excesos personales, las extravagancias y los abusos de quienes hicieron del poder su gloria y no el compromiso de servir a los demás.


Este “oso” político de Bukele es más que suficiente para descalificarlo como líder, no por que no tenga capacidades humanas para dirigir o realizar una tarea, sino porque lideró contrario al bienestar, a la prudencia y a la ley, mostrando que su debilidad más grande está en su ego, el que no soporta ni un color de menos en lo que considera suyo y el país no podrá salir adelante cuando ese liderazgo sea hacia su propio interés y en lo pequeño puede verse un reflejo de lo que puede ser a lo grande.  El que sepa ver que vea, el que pueda oír que oiga, el que quiera entender que valore.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.