Conectados

El primer tetrápodo bien conservado quizás nunca salió del agua

Europa Press

miércoles 23, octubre 2019 - 11:41 am

 

Fósiles excelentemente preservados de nuevo tetrápodo hallados en Rusia, y que datan de hace 372 millones de años, apuntan a que este animal primario quizás nunca salió del agua

Los tetrápodos se convirtieron en los antepasados no solo de anfibios, reptiles, aves y mamíferos, sino también de ser humano. Los primeros evolucionaron a partir de peces durante el período Devónico, que terminó hace unos 360 millones de años. Durante muchas décadas, nuestra idea de cómo eran los tetrápodos del Devónico se basó en unos pocos géneros, principalmente 'Ichthyostega' y 'Acanthostega', conocidos por esqueletos casi completos.

publicidad

La mayoría de los otros tetrápodos devonianos se conocen solo por algunos restos de mandíbulas o huesos de las extremidades: lo suficiente como para demostrar que existieron, pero no lo suficiente como para decirnos algo útil.

Además, ambos vivían al final del Devónico. Algunos de los tetrápodos fragmentarios son mucho más antiguos, con hasta 373 millones de años, y las huellas fósiles de tetrápodos más antiguas datan de 390 millones de años. Por lo tanto, los tetrápodos devónicos tienen una larga historia temprana sobre la cual, hasta ahora, hemos sabido muy poco.


El nuevo tetrápodo ruso, 'Parmastega aelidae', cambia todo esto. Con 372 millones de años, sus fósiles son solo marginalmente más jóvenes que los huesos de tetrápodos fragmentarios más antiguos. Provienen de la Formación Sosnogorsk, una piedra caliza formada en una laguna costera tropical, que ahora está expuesta a orillas del río Izhma, cerca de la ciudad de Ukhta en la República Komi de la Rusia europea.

Pero estos no son simples fragmentos: cuando la piedra caliza se disuelve con ácido acético, salen huesos perfectamente preservados de la cintura y la cintura escapular, más de 100 hasta ahora, que se pueden unir en una reconstrucción tridimensional del animal, de lejos el más antiguo de todos los tetrápodo. Se encuentran individuos grandes y pequeños, los más grandes con una longitud de cabeza de aproximadamente 27 cm.

Al igual que otros tetrápodos devonianos, el 'Parmastega' tiene una forma vagamente similar a la de un cocodrilo, pero sus ojos están elevados sobre la parte superior de la cabeza, y la curva de su hocico y mandíbula inferior crean una desconcertante 'sonrisa' que revela sus formidables dientes.

Una pista sobre su estilo de vida es proporcionada por los canales de la línea lateral, órganos sensoriales para detectar vibraciones en el agua, que Parmastega ha heredado de sus antepasados peces. Estos canales están bien desarrollados en la mandíbula inferior, el hocico y los lados de la cara, pero se extinguen en la parte superior de la cabeza detrás de los ojos.

Esto probablemente significa que pasó mucho tiempo dando vueltas en la superficie del agua, con la parte superior de la cabeza simplemente inundada y los ojos sobresaliendo en el aire. ¿Pero por qué? Los cocodrilos hacen esto hoy, porque están atentos a los animales terrestres que quieran atrapar.

No sabemos mucho sobre la tierra que rodeaba la laguna de Parmastega, pero puede haber habido grandes artrópodos como milpiés o 'escorpiones de mar' para atrapar en la orilla del agua. La delgada y elástica mandíbula inferior ciertamente se ve muy adecuada para sacar a la presa del suelo, sus dientes en forma de aguja contrastan con los colmillos robustos de la mandíbula superior que el peso corporal de 'Parmastega' habría empujado a la presa.

Sin embargo, el material fósil tiene una sorpresa final: la cintura escapular se hizo en parte de cartílago, que es más blando que el hueso, y la columna vertebral y las extremidades pueden haber sido completamente cartilaginosas, ya que no se conservan. Esto sugiere que el Parmastega, con su cabeza de cocodrilo y ojos saltones, nunca abandonó el agua.

¿Se arrastró sobre la presa en el borde del agua y se precipitó hacia la orilla para agarrarla en sus fauces, solo para luego deslizarse nuevamente dentro del soporte del agua? Las respuesta se desconocen de momento y, lejos de presentar un desfile progresivo de animales cada vez más adaptados a la tierra, el origen de los tetrápodos se parece cada v




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

La asombrosa reacción de esta gata salva a bebé de caer por las escaleras

  Una madre intentaba descubrir cómo su hijo de un año de edad logró salir de la …

MÁS INFORMACIÓN
¡De terror! Elefante se abalanza sobre vehículo de turistas

  Un tremendo susto se llevó un grupo de turistas que paseaba por el parque nacional tailandés …

MÁS INFORMACIÓN
Los rayos X cumplen 124 años desde su descubrimiento

  Este 8 de noviembre se cumplen 124 años del descubrimiento de los rayox X por el …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.