Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El que te bendiga será bendecido…

Rafael Domínguez / Periodista

jueves 3, enero 2019 - 12:00 am

El domingo pasado tuve la oportunidad de recorrer buena parte del territorio nacional, visitando los municipios de Candelaria de la Frontera, San Sebastián Salitrillo y Tecoluca, no por actividad electoral o de beneficencia, tampoco por turismo o por motivo de las fiestas de cierre de año, más bien por un compromiso espiritual con el pueblo de Israel;  Estas tres municipalidades accedieron a la petición sin condición de nombrar una calle, una plaza o una avenida en honor a Jerusalén como capital eterna de Israel, un nombramiento solicitado por las autoridades judías a todo el mundo en correspondencia con los 70 años de Israel como nación. El Salvador no se hizo esperar y somos el primer país en nombrar 3 lugares en un mismo día, lo que demuestra el amor que el pueblo salvadoreño tiene por el pueblo de Dios y el entendimiento que existe de la palabra en Génesis 12:3 , cuando Dios dijo que “quien bendiga a su pueblo será bendecido y de igual forma el que le maldiga será maldecido”.

El asunto aquí no es político ni de las esferas de la diplomacia, sino de puro respeto, agradecimiento y admiración por el pueblo hebreo, con el cual casi rompimos relaciones por malas decisiones y trasnochadas visiones, a tal punto que la embajada de  Israel en El Salvador no existe más, pese a la ayuda y el hermanamiento de nuestras naciones desde tiempo atrás. El deseo del pueblo cristiano salvadoreño será siemprebendecir a Israel y este gesto de estos alcaldes mantiene viva sin duda la promesa de Dios de traer bendición a quien bendiga su pueblo y este gesto que tuvo una respuesta positiva instantánea en los ediles refleja nuestra gran admiración por esta nación que comparte con El Salvador entre otras cosas un mismo Dios, un nombre relacionado a Él y un tamaño territorial casi igual, somos dos países amados y relacionados por su fe y sin duda como hermanos mayores que son pueden enseñarnos mucho.

La convivencia con el Rabino Josef Garmon enviado especial desde Guatemala para recibir estos nombramientos de lugares públicos fue sin duda ejemplar en cuanto al amor que el pueblo judío tiene también por el nuestro y  pese a muchas cosas que nos pueden diferenciar como él mismo dijo “son más grandes las cosas importantes que existen entre ambos” que “no hay tiempo para preocuparnos de lo irrelevante o de pequeña importancia” , lo que me reconfortó mucho, pues haya o no formalidad en las relaciones con Israel o un gobierno las haya desechado, no podemos perder tiempo en ello sino en aprovechar lo que juntos como pueblos podemos hacer, acercándonos cada día y comprendiendo el papel trascendental de Israel en los tiempos de Dios y del desarrollo de la humanidad.

publicidad

Como salvadoreño creo que nuestro país puede progresar mucho si busca mejores amigos y mejores compañeros para el trabajo diario, así mismo los alcaldes que han tomado el reto de declarar y reconocer a Jerusalén como capital eterna de Israel podrán encontrar en Israel a ese amigo en todas las áreas, por consiguiente recibir mucha bendición de esta nueva relación, que pone en evidencia también que no solo los gobiernos pueden generar estas relaciones sino también los ciudadanos y acercarnos de pueblo a pueblo y comenzar a poyarnos los unos a los otros, porque 2 son mejor que uno, si uno cae el otro lo levanta.

También se trata de aprender a ser amigo, uno que no solo piense en la ventaja de esa amistad sino de apoyarnos como pueblos con necesidades diversas, de tal manera que tu problema sea mi problema y viceversa, contar los unos con los otros y hacernos crecer mutuamente en bienestar, por eso no me extraña que haya ya otros 4 municipios adicionales que pronto tomaran también acuerdos para nombrar una calle, avenida o una plaza con el nombre de Jerusalén capital eterna de Israel, un sello que distinguirá en el futuro las relaciones con la nación hebrea y que tendremos el orgullo de mostrar.


Me siento honrado y privilegiado de haber estado en esta histórica jornada de develaciones, pero más agradecido,  porque tenemos alcaldes valientes que saben encontrar oportunidades y con mucha fe apuestan por recibir las bendiciones para sus habitantes, agradecido porque sé que han bendecido a Israel y por ende las bendiciones como salvadoreño también me alcanzarán. ¡Dios bendiga y traiga la paz a Jerusalén!




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.