Editorial & Opinion

El reto, ¿Lo tomará?

Bessy Ríos / Abogada y activista digital

viernes 17, enero 2020 - 12:00 am

El presidente Nayib Bukele ha cumplido ya seis meses en el gobierno y hace pocos días la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” presentó su más reciente encuesta que básicamente indica que el presidente ha logrado despertar en más del 60 % de la población algo que llevaba perdido durante varios años: “la esperanza” y a pesar que su calificación bajó de 8.37 -que le asignó la población en los primeros 100 días- a 7.80, lo cierto es que por primera vez un presidente se encuentra en el primer lugar de la confianza de la población seguido de las iglesias evangélicas, esto puede ser interpretado de diferentes maneras dependiendo del lado donde esté ubicado el corazón del que haga el análisis, en mi caso muy particular me parece que implica un enorme reto y una gran responsabilidad, donde no se puede equivocar el presidente o más bien no debe equivocarse.

El presidente debe observar los errores de los partidos como Arena y el FMLN, que llevan ratos en la calle de la amargura, sin encontrar el camino que los devuelva al corazón de sus votantes, la gente está molesta por todos sus fracasos y todo aquello que dejaron de hacer, pero bien uno de los grandes pesos que llevan sobre los hombros estos partidos y que el presidente Bukele debería tomar muy en serio, es esto de defender a miembros de sus partidos o gabinetes de gobierno, esa defensa a ultranza que el FMLN ha hecho del expresidente Mauricio Funes como hoy realiza del exdiputado Sigfrido Reyes, acuñando de manera indiscriminada y abusando del término “persecución política”, defensas como la que hizo Arena con sus exfuncionarios, expresidentes y otros miembros del partido, nada más le ha podido “encachimbar” a la gente -deben entender que la población no es boba- sabe cuando le quieren dar “atol con el dedo”, observa cuando algún personaje de la vida pública pasó de andar en bus a tener camionetas blindadas, a ya no frecuentar los sitios donde antes llegaba, no saluda con la misma alegría de antes, es más la mirada es altiva con la nariz arrugada como cuestionándose “y yo porque saludo a este”, sus amigos pasan a ser personajes de las élites que los invitan a desayunar una vez por semana o almorzar para platicar, ahí comienza el primer error, las élites, los ricos de verdad son amigos entre ellos, entre sus iguales, los políticos venidos a ricos no son de su agrado, vienen siendo simples peones en su finca, pero los políticos tal cual por su bajo nivel cultural, piensan que tener el número de celular del millonario y que de cuando en vez lo invita a comer ya son amigos, ahí empiezan a despegar “las patas de la tierra”.

Ya no quieren ser comunes y silvestres, ellos quieren ser también “empresarios” con prestigio, bien vestidos, que sus hijos vayan a los colegios donde van los hijos de sus “nuevos amigos” que aprendan a jugar tenis, golf, equitación y todos esos pasatiempos que son de gente con dinero, así poco a poco los políticos se sienten superiores y diferentes.

publicidad

Empiezan apoyando que las estructuras de poder se mantengan iguales, defienden los privilegios y generan la normativa para que nada cambie, es esa la forma en la cual se dieron las cosas y explicación clara de por qué los mismos de siempre mantienen sus privilegios.

Nayib es alguien que pertenece a ese círculo social, estos empresarios y élites son sus conocidos, con más de alguno estudió en el colegio, el reto sería que finalmente se cambie el sistema, que el zar de la azúcar no siga siendo el mismo terrateniente, que el dueño de los cielos no siga siendo el mismo empresario que no deja que entre la competencia de nuevas líneas aéreas, que los esclavistas de maquilas no sigan conservando privilegios que no necesitan porque sus plantas producen millonarias ganancias a base del no pago de impuesto y la explotación de los trabajadores, debido a que el salario de las maquilas es menor al salario de servicios, que finalmente las constructoras se hagan responsables de la depredación ambiental que hacen, que le den seguridad a los trabajadores de ese sector, que los banqueros dejen de percibir ganancias vulgares cobrando intereses inhumanos con contratos leoninos.


El reto es cambiar el sistema, yo aún no logro ver en esta gestión vaya rumbo a esa meta.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.