Editorial & Opinion

El vídeo ya fue revelado

Roberto Vladimir Carbajal / Actor

sábado 14, diciembre 2019 - 12:00 am

Ante la evidencia señalada por el Fiscal Raúl Melara que existe un vídeo, el cual ya fue mostrado y donde el expresidente de la Asamblea Legislativa se reunió con pandillas. Ahora que ya existe esta evidencia y ha sido divulgada, ¿qué procede hacer? ¿O es que solo se está mostrando, capítulo por capítulo, como parte de una serie y un final inesperado donde todos serán felices para siempre, como un guion de telenovela?

El asunto se vuelve grave y al tratarse de una elección presidencial ¿se vale de todo como en la guerra?

Ya que los salvadoreños somos de memoria corta y fácilmente olvidamos, es necesario remontarnos a esa elección presidencial donde el candidato arenero resultó con 10 puntos debajo del expresidente Salvador Sánchez Cerén quien logró un 48 % lo que obligó a una segunda vuelta.

publicidad

Con esas cifras se esperaba que difícilmente el partido Arena remontaría en la segunda vuelta. Ya anteriormente la estrategia de dejar de lado al desaparecido Francisco Flores surtió efecto.

Durante su campaña presidencial el candidato opositor tomó como bandera combatir las pandillas y que él era el único que sabía lo que hay que hacer para tal acción; sin embargo, ya en la segunda vuelta se vio un leve cambio matizado donde hasta el candidato a vicepresidente René Portillo cobró protagonismo.


Del slogan “Vota por la seguridad” pasó a “Vamos a recuperar a El Salvador”. Aquel spot del candidato Quijano entre lágrimas y llanto desapareció. Queda la duda qué fue lo que pasó, pues de paladín contra las pandillas en ese entonces quedó en el olvido, como aquella vieja frase: “Si no puedes con el enemigo, únete a El”. Ese le dio un giro vertiginoso a la campaña, al saberse que habría segunda vuelta.

En aquel entonces ¿qué es lo que hizo que cambiaran de estrategia? ¿Cómo fue que pasaron de 38 % de la primera vuelta a 49 % en la segunda? La diferencia no fue tan significativa, solo de  6, 000 votos y con una demanda de contar voto por voto y hasta  llamar a utilizar la Fuerza Armada.

Las dudas son evidentes y aquella elección entró en otros momentos, reuniones con miembros de las pandillas y negociación de beneficios podrían convertirse en votos que harían ganar una elección. Las pandillas aprovecharon la desesperación y el anhelo del excandidato de llegar al poder y cumplieron parte de lo “pactado”.

El vídeo como tal  “constituye una prueba judicial, las cuales tienen carácter reservado” a lo cual el ahora acusado se atrevió a exigir a esta instancia que le muestran dicha prueba, ahora que ya está la prueba mostrada , ¿qué procede hacer Señor Fiscal?.

El excandidato sigue negando la tal reunión de la cual se le acusa, y hasta recién en su defensa ha expresado que “se trata de una conjura que viene desde la presidencia”. El jefe de fracción de su partido, por otra parte, se victimiza y declara que su Institución política “pagó” una extorsión.

Los salvadoreños tenemos derecho a conocer la verdad y saber qué es lo que realmente sucedió.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.