Internacionales

El viejo estira y afloja por el poder militar del presidente en EEUU

AFP

lunes 6, enero 2020 - 4:48 pm

AFP.

El ataque con un dron estadounidense que mató al general iraní Qasem Soleimani renueva el debate sobre si los presidentes estadounidenses tienen autoridad unilateral para lanzar ataques y enviar soldados a luchar o si deben esperar por la aprobación del Congreso.

En la Constitución de Estados Unidos los poderes sobre la guerra están divididos, pero no de forma definitiva, dicen expertos, lo que ha llevado a un estira y afloja entre la Casa Blanca y el Congreso, que tiene la última palabra sobre la acción militar.

publicidad

El presidente estadounidense ordenó el ataque que mató la semana pasada a Soleimani, en Bagdad, y su gobierno ha dicho que fue una "operación absolutamente legal".

Legisladores demócratas han cuestionado su legalidad y han advertido que Trump no tiene la autoridad para llevar a Estados Unidos a una guerra con Irán.


Aquí echamos una mirada a las atribuciones que tiene los poderes de Estados Unidos.

- Resolución de los poderes de guerra -
El Artículo 1 de la Constitución limita la autoridad del presidente sobre el uso de la fuerza sin una declaración de guerra aprobada por el Congreso. Pero desde la Segunda Guerra Mundial los comandantes en jefe del ejército han asumido un autoridad más amplia para enviar tropas a hostilidades -frecuentemente acciones de guerra cortas- sin consentimiento del Congreso.

La controvertida Resolución de Poderes de Guerra (WPR) fue promulgada en 1973 por el veto de Richard Nixon como una manera del Congreso de recuperar su autoridad, luego de una prolongada guerra no declara en Vietnam.

Esta resolución establece que "el presidente consultará en todos los casos posibles al Congreso antes de llevar a las fuerzas armadas a hostilidades", y prohíbe que los soldados permanezcan más de 90 días sin autorización para el uso de la fuerza militar (AUMF, por sus siglas en inglés).

La WPR ha probado ser una débil limitación para el poder presidencia y todos los inquilinos de la Casa Blanca han argumentado que es un grillete anticonstitucional para el comandante en Jefe en el cumplimiento de su deber.

"Es momento de que el Congreso retome esa responsabilidad", dijo el lunes en Twitter la senadora Kirsten Gillibrand.

- Autoridad ejecutiva dominante -
Por décadas, los presidentes han reclamado autoridad para utilizar la fuerza militar para defender al personal de Estados Unidos y responder o prevenir ataques.

Después de los ataquen del 11 de septiembre de 2001, George W. Bush recibió amplios poderes para hacer uso de la fuerza militar en Irak, una "autorización para el uso de la fuerza militar" (AUMF) que cada presidente subsecuente ha invocado para lanzar ataques en Medio Oriente, incluyendo en Siria.

Barack Obama fue criticado en 2011 por no buscar la autorización del Congreso para lanzar bombardeos en Libia contra las fuerzas militares y el gobierno de ese país. El expresidente dijo que actuó para prevenir un desastre humanitario.

Trump estaba obligado, de acuerdo con la Resolución de Poderes de Guerra, a notificar al Congreso en un plazo de 48 horas a partir del ataque con misil dirigido contra Soleimani, y lo hizo el sábado en un documento clasificado.

El asesor de Seguridad Nacional Robert O'Brien dijo que Trump estaba "totalmente autorizado" por el AUMF de 2002, algo que los demócratas rechazan.

Pero el gobierno también ha señalado que es consciente de sus limitaciones.

El año pasado, Mark Esper, entonces nominado secretario de defensa y ahora jefe del Pentágono, fue cuestionado por legisladores si el AUMF daba autoridad a Trump para atacar Irán: "No para llevar a cabo una guerra", advirtió entonces.

- Nuevos pasos -
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció que la Cámara Baja votará esta semana una proposición de resolución de poderes de guerra para para frenar las acciones militares de Trump.

El senador republicano Lindsey Graham dijo que se opondría a restringir la "libertad" de Trump para llevar a cabo la política exterior.

"La última cosa que Estados Unidos necesita son 535 comandantes en Jefe", dijo Graham, refiriéndose al número de legisladores estadounidenses.

En abril pasado, el Congreso dio un gran paso hacia esas restricciones cuando aprobó una medida para terminar con la participación de Estados Unidos en la guerra de Yemen. Pero Trump la vetó.

El profesor de la Escuela Leyes de Harvard, Jack Goldsmith, escribió en el blog Lawfare que el "engrandecimiento presidencial" y el consentimiento del Congreso han llevado a una enorme discreción para utilizar al ejército "de forma que es fácil llegar a una guerra masiva".

"Ese es nuestro sistema", añadió. "Una persona decide".




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Caen varios cohetes cerca de la embajada de EEUU en Bagdad 

Varios cohetes cayeron este domingo cerca de la embajada de Estados Unidos en Bagdad, informaron dos …

MÁS INFORMACIÓN
Uno de los fundadores del Estado Islámico es identificado como su nuevo jefe

Uno de los fundadores y principales ideólogos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) fue identificado por …

MÁS INFORMACIÓN
El presidente iraní insiste en que quiere evitar la guerra con EEUU

El presidente iraní, Hasan Rohani, afirmó el viernes que desea evitar la guerra con Estados Unidos, …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.