Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El vulnerado estado de derecho y el TLC con Taiwán

Rafael Domínguez / Periodista

jueves 14, febrero 2019 - 12:00 am

Para el gobierno de Salvador Sánchez Cerén, el Estado de Derecho vale nada y lo demuestra escondiendo a los ciudadanos su decisión de cancelar o denunciar el TLC con Taiwán, aparte y no menos repudiable, el hacerlo en medio del proceso electoral, mientras todos los ciudadanos estábamos desenfocados de la realidad nacional, siendo ese TLC una fuente valiosa para la exportación azucarera y de otros productos que generan empleo.

No hay duda que el país está en una situación complicada por decisiones poco reflexionadas, o que tienen a la base un interés personal y particular, beneficiar a aliados ideológicos o financistas de su partido, pero dañando el esfuerzo empresarial y laboral de cientos de salvadoreños que por ahora han tenido en ese tratado una oportunidad para exportar y generar riqueza, es inaudito lo sucedido porque aun y cuando se rompieron relaciones con Taiwán por abrirlas con China, el TLC podía sostenerse y se hubiera entonces creído la oferta de más oportunidades para el sector exportador.

El presidente tampoco tiene interés en la gente, su gobierno ha permitido que las fuentes de empleo se reduzcan y ha fomentado directamente el sentimiento antiempresarial limitando y retrayendo la inversión privada, por consiguiente el impacto en el empleo lo sufre la gente más necesitada; por otro lado, las empresas que exportan tampoco podrán generar los impuestos que esa operación generaba y el mismo gobierno recibirá menos dinero, que se supone se utiliza según su propaganda en los más pobres.

publicidad

Es lamentable realmente que un mandatario limite a su pueblo, a su clase trabajadora del empleo que merece y reduzca a nada los esfuerzos de la empresa privada por encontrar nichos de mercado para sus productos, solo Dios y cada uno de los que se esfuerzan en ello saben lo que esto implica y lo que cuesta competir con otros países que se llevan lo más grande del mercado.

El Salvador queda vulnerado en su Estado de Derecho, porque un mandatario decidió sin consultar a los afectados que tienen derechos adquiridos eliminar un beneficio de nación, que es propicio a los ciudadanos para mejorar sus exportaciones y capacidades productivas, ¿de dónde cree el Presidente que puede tomar semejante decisión sin evaluar el impacto en los ciudadanos? Además vulnerando procesos, ya que Cancillería nunca dio a conocer la apertura del proceso y mucho menos la decisión tomada, afectando la producción azucarera y el mercado exportador. Es importante también hacer mención que lo mismo podría estar sucediendo en el proceso de licitación del puerto de La Unión, cuyas bases aún son desconocidas en la Asamblea Legislativa y en todos los ciudadanos, lo cual empaña la poca transparencia que el Gobierno dice haber logrado en el último informe de percepción de la corrupción, pero se dice que se abrirá la misma este mes. Si el FMLN en su momento hizo escándalo por la dolarización y los madrugones legislativos, este movimiento no se queda atrás y es peor, puesto que el FMLN llegó al poder para cambiar las cosas, pero está claro que al Presidente y todos los miembros del partido, el Estado de Derecho  no les importa y solo lo han usado para sus fines particulares partidarios, muy alejado de los grandes intereses de la nación, puesto que restar productividad a un país que ya está en la escala más baja de productividad y competitividad de la región es un asesinato vil al esfuerzo privado y a la generación de empleo.


China es por ahora una oferta en escaparate, de bajo precio y se supone competitiva en opción, pero del dicho al hecho hay trecho y perder exportar con cero aranceles a un país que cumplió fielmente su parte por venderle a un país que aún no garantiza nada es un tiro de dados, solo espero que no sean dados cargados con los que perdamos más de lo poco que hoy tenemos.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.