Cerrar [X]

Política

“Es claro que Asamblea no quiere apoyar a los no partidarios”

Edgardo Rivera

miércoles 17, abril 2019 - 12:01 am

Miguel Ángel Cardoza, magistrado del TSE.

El pasado 10 de abril, la Asamblea Legislativa aprobó reformas al Código Electoral y a las Disposiciones para la Postulación de Candidaturas a Diputados No Partidarios. En ellas se prohíbe a los no partidarios que compartan firmas para inscribir sus candidaturas en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y les prohíbe que se les sumen los votos con fin de ganar escaños en la Asamblea Legislativa. El tema ha generado críticas debido a lo complicado que resultará a futuro la participación de candidatos independientes.

El magistrado Miguel Ángel Cardoza considera que sí era necesario normar la forma de inscribir y elegir a los diputados no partidarios, pero valora que las reformas socavan derechos de los candidatos no partidarios y reflexiona que debe tomarse en cuenta la sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que ordenó equiparar el conteo de escaños al utilizado por los partidos políticos.

publicidad

 

¿Era necesario que la Asamblea Legislativa reformara el Código Electoral y las disposiciones para postulaciones de candidaturas no partidarias, para prohibirles que compartan firmas y también los votos?


En el tema de las candidaturas no partidarias, hay que recordar que es una figura que se sale del contexto general. El contexto de la legislación habla de partidos políticos y excepcionalmente aquí se habla de la figura de un candidato no partidario. Sí, era absolutamente necesario que el legislador ampliara la legislación al respecto. Ahí había una deuda, cómo contar los votos, cómo debe ser el tratamiento con relación a las firmas. A este momento tenemos siete demandas de amparo del no partidario contra la forma que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) aplicó las normativas correspondientes y, en aquel momento, esas siete demandas y otras más fueron admitidas por la Sala de lo Constitucional. El primer contexto en aquel momento era la Sala admitiendo todos los reclamos de los no partidarios. Recordará que el TSE rechazó que los no partidarios compartieran firmas entre ellos y solo inscribió a uno, que casualmente era Leonardo Bonilla. En un amparo, la Sala le ordenó al TSE que les permitiera compartir firmas; orden judicial, ahí no teníamos para dónde y el TSE tuvo que permitir que cuatro se inscribieran. Después el tema de cómo se iban a contar los votos, ya que había varios no partidarios. Hay una sentencia de la Sala que obliga a darle tratamiento de lista y en el texto de la sentencia y en la parte resolutiva dice “tienen que darles el mismo tratamiento que los partidos políticos”. Así lo ordenó la Sala. Eso surgió de demandas como las planteadas por Ramón Villalta, el vicepresidente electo, Félix Ulloa, que ellos interpretaban que, al no darles tratamiento de lista a los no partidarios, no se aplicaba la proporcionalidad que habla la Constitución, porque era voto mayoritario.

Con ese contexto, se tiene claro que la Sala estaba por apoyar a los no partidarios y la orden judicial venía en esa línea.

 

Pero la orden de la Sala no pedía que sumaran los votos…

Pero: ¿qué se entiende por tratamiento de lista que dice la Sala? El tratamiento de lista era sumar los votos de la lista de los no partidarios. Es que la Sala lo entendía bien, no había otra forma de que pudiera entrar un no partidario y el TSE lo entendía bien. La Sala, en sus resoluciones, estaba por apoyar a los no partidarios, como también para mí es claro ahora que la Asamblea Legislativa no quiere apoyar a los no partidarios. Está claro. Y está en toda su lógica la Asamblea Legislativa, los partidos políticos están en su derecho de hacerlo, lo que yo no voy admitir es que digan que el TSE no pudo interpretar las sentencias de la Sala.

 

Hacia 2021, ¿el TSE le debe dar más relevancia a las sentencias de la Sala o aplicar las nuevas reformas de ley?

Le tocará al nuevo TSE resolver. Con este TSE, no había mucha legislación al respecto. Entonces, casi como que fue complementario y relleno, las sentencias de la Sala, en algunas ocasiones. En algunas ocasiones, el TSE se enfrentó entre legislación expresa y sentencia expresa. No se olvide que hay un delito en el Código Electoral que se llama desobediencia a mandato judicial, si alguien entiende que éste es un mandato judicial y, al no hacerlo, está cometiendo delito. El nuevo TSE debe verificar si las normas están suficientemente claras como para aplicarlas y no la sentencia. Y otra cosa que el nuevo TSE va a ver es que la sentencia es anterior a la reforma. Normalmente, de acuerdo a la evaluación que uno hace, es cuál es lo más reciente, la sentencia o la normativa. En aquel tiempo, era más reciente la sentencia de la Sala que la normativa. Había prevalencia de una cosa sobre otra.

 

El diputado Mario Tenorio, del partido Gana, dijo que es un mal precedente que por una ley secundaria se inaplique una sentencia de la Sala. ¿Lo comparte?

Creo que aquí la nueva conformación de la Sala va a tener que pronunciarse. Porque ciertamente pudiera existir esa duda, de que con esta reforma se esté inaplicando o desobedeciendo aquella orden. Habría que ver qué dice la nueva Sala. Se está planteando ahora una reforma que pudiera estar en contra del espíritu de la sentencia de la Sala.

 

Sin esas sentencias de la Sala, ¿ustedes no hubieran aceptado las firmas compartidas ni sumado los votos de los no partidarios en 2018?

Probablemente no porque no había legislación al respecto. No estaba legislado. Las cosas quedaron así, porque los diputados tampoco entraron a regular. Se ha criticado que el voto por planilla para los no partidarios puede convertirse en un fraude al elector, porque su voto puede servir para elegir a un diputado con quien no comparte la misma ideología. Por ejemplo, elegir a alguien que apoye el aborto.

No, no puede haber fraude al electorado. Porque los votos se suman y resulta que la divisa no partidaria logra un escaño y se nombra al que tiene más marcas de preferencia. El voto suma escaños. Puede ser electo el que iba a favor del aborto o en contra del aborto, cualquiera de los dos, el que más prefirió la gente, esa es la regla de la democracia. Por ejemplo, con Gana, en 2015, hubo un voto a favor de Guillermo Gallegos y la persona se tomó el tiempo para poner a una orilla: “Por la pena de muerte” y votó por Gallegos. ¿Cuántos de los otros 23 candidatos de Gana estaban a favor de la pena de muerte? Probable, solo Gallegos, pero fue el que más marcas de preferencia recibió. Esa es la democracia al final.

 

Entonces, ¿debió legislarse como el TSE lo aplicó en 2018, permitiendo sumar votos y compartir firmas?

Eso es decisión legislativa, son los diputados. Aquí es cuestión de intereses, la expresión de la voluntad soberana del pueblo, se hace a través de la ley. Más que como se hizo, habría que preguntarse cómo debe hacerse una reforma electoral. Cuando se hace una reforma de carácter electoral, el legislador debe tomarse el tiempo para ver conveniencia de carácter político, social, ver posibilidad financiera de esa reforma y opinión técnica de esa reforma. En ésta no nos escucharon. Igual pasó con la Sala. Técnicamente no escuchó si era factible para el 2015 hacer voto cruzado y ahí están las consecuencias.

 

Se dice que el diputado Leonardo Bonilla sería el primero y último legislador no partidario con las nuevas reglas.

Probablemente ya sea muy difícil.

 

¿Usted considera que la reforma va en contra de los no partidarios?

Es evidente el interés de la Asamblea de no favorecer y es legítimo, están en su posición los partidos, porque es lógico entender que, si se promocionan más las candidaturas no partidarias, se ponen en riesgo candidaturas de partidos.

 

Hay temas pendientes de regular en los no partidarios, como reducir el número de firmas para inscribirse y poner un límite de candidaturas por departamento.

Ahí están vacíos de ley. Hay que regular esas cosas. Cuando no está legislado, es el TSE el aplicador de la ley, que se encuentra con el choque. ¿Qué pasa si hubieran inscrito más de 24 no partidarios en San Salvador? ¿Qué hubiéremos hecho? Hubiéramos tenido que dar respuesta a eso. Si se legisla, se aplana la calle, facilita las cosas.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

TSE evalúa unidad permanente para transmitir resultados El magistrado señala que es necesario evaluar si crear una unidad especial.

El magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Miguel Ángel Cardoza considera necesario crear una Unidad permanente …

MÁS INFORMACIÓN
TSE detectó ataques a su sistema informático

Magistrados señalan que Fiscalía General de la República aún no ha dado re-sultados en investiga...

MÁS INFORMACIÓN
Sancionarán a ARENA por inconsistencias

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) acordó ayer sancionar al partido ARENA por no subsanar observaciones respecto …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.