Editorial & Opinion

Es hora de adoptar el modelo de economía circular

Ricardo Morán / Presidente de la Asociación Salvadoreña de la Industria del Plástico (ASIPLASTIC)

jueves 12, septiembre 2019 - 12:00 am

Mucho hablamos de la grave contaminación que agobia nuestro planeta, debido a  los altos niveles de desechos que generamos cada día, pero poco estamos haciendo por  un verdadero cambio por nuestro medio ambiente.

Si realmente nos importa el lugar dónde vivimos, este es el momento de actuar y comenzar la transición de una economía lineal a una circular.

La Economía Lineal es un modelo heredado desde la revolución industrial que consiste de la extracción, fabricación, utilización y eliminación de los productos; sin existir la posiblidad de re utilizar los desechos de nuevo como materias primas. El modelo en el que estamos nos hace desaprovechar muchos elementos que pueden ser utilizados de nuevo en las industrias; materias que acaban en vertederos sanitarios, incineradoras, tirados a la calle y por ende en los océanos. Esta forma de vida esta llevándonos no solo a agotar nuestros recursos naturales y a enfrentar graves consecuencias a nivel ambiental porque se nos olvida que los bienes de nuestro planeta son finitos.

publicidad

Debemos comprender que, ante esta problemática, tenemos la obligación de cambiar nuestro sistema actual hacia la  Economía Circular; que aborda bajo una visión mucho mayor la problemática medio ambiental que tenemos.  El modelo circular  nos involucra a todos y nos hace partícipes de un cambio real en el manejo de los desechos, ya que nos enseña a separar y re utilizar; no solo a desechar.

La Economía Circular es un sistema que permite a las empresas entrar a un círculo virtuoso, en el cual los residuos plásticos se utilizan de nuevo como materia prima, es decir que el plástico vuelve a entrar en el proceso productivo de las empresas, requiriendo menos insumos externos y con ello re utilizando el plástico que ya existe.


Para lograr que en el país nos convirtamos a una Economía Circular es necesario la participación de todos los sectores puesto que los ciudadanos debemos aprender a separar los residuos y no botarlos en la calle; las municipalidades deben crear las condiciones que permitan colocar de manera separada los desechos; el gobierno debe hacer cumplir las leyes y los industriales tenemos que incrementar la incorporación de más residuos plásticos a los procesos productivos.

Cada año, el sector en El Salvador recicla más de 25 mil toneladas de plástico en el país, pero que la cifra podría ser superior si se trabajará en conjunto con diversos actores para lograr incrementar la recolección de este tipo de material. Esto también puede aplicar para otros residuos y otro tipo de industrias. Las más de 90 compañías que están agremiadas cuentan con sus propios proyectos de recolección y reciclaje de plástico. Ejemplo de buenas prácticas del sector es el Parque Industrial Verde, un modelo de negocio que se encarga 100% del reciclaje de plástico  y otros materiales; también hay muchas empresas que, desde hace mucho tiempo, cuentan con sus propias plantas recicladoras, lo que les permite crear diversos productos a partir de plástico reciclado o que están convirtiendo sus modelos de trabajo a negocios sostenibles, es ecir amigables con el medio ambiente.

Estos son solo algunos ejemplos que podemos mencionar porque El Salvador tiene la capacidad de crear grandes proyectos y desarrollar aun más su economía a partir de la puesta en marcha de una Economía Circular.

Vemos como en el desarrollo de este modelo se crea un marco de sostenibilidad y suficiencia, en el que los desechos no solo se reciclan porque si, sino porque tienen un gran valor agregado a la hora de convertirse nuevamente en materia prima, apoyando con ello la sosteniblidad y el medio ambiente.

En nuestro país tenemos las condiciones para apostarle a este sistema y más aún para desarrollar grandes proyectos a partir de la buena disposición de los desechos. Es necesario entonces que comenzamos a trabajar de manera conjunta entre todos.

Implementar un sistema de Economía Circular no tiene que verse solo a gran escala, ni como un deber de las  empresas  relacionadas con la industria del plástico, ni como un proyecto solo de gobierno; si todos queremos un medio ambiente más limpio, libre de contaminación, todos debemos comenzar a hacer un cambio en el sistema que tenemos.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.