Cerrar [X]

Conectados

Estudio destaca efectividad de cigarrillos electrónicos para dejar de fumar

AFP

lunes 4, febrero 2019 - 10:38 am

Fotografía: Agencia AFP

Los cigarrillos electrónicos son dos veces más efectivos que los parches de nicotina o los chicles para dejar de fumar cigarros tradicionales, según un estudio británico que involucró a casi 900 personas.

El estudio, publicado en el New England Journal of Medicine la semana pasada, encontró que el 18% de los fumadores que usaron dispositivos a batería lograron evitar los cigarros combustibles durante un año, en comparación con el 9,9% de quienes confiaron en terapias de reemplazo de nicotina para el mismo objetivo.

publicidad

“Este es el primer ensayo que prueba la eficacia de los cigarrillos electrónicos modernos para ayudar a dejar de fumar”, dijo el investigador principal Peter Hajek, profesor de la Universidad Queen Mary de Londres.

Los dispositivos electrónicos “fueron casi el doble de efectivos que la combinación de productos de reemplazo de nicotina”, agregó.


Sin embargo, quienes se pasaron a cigarros electrónicos tenían muchas más probabilidades de seguir usándolos, lo que indica que pueden haber intercambiado una fuente de suministro de nicotina por otra, sin superar su adicción.

El ensayo asignó al azar a 886 personas que buscaban ayuda para dejar de fumar en Gran Bretaña para recibir por tres meses un tratamiento de reemplazo de nicotina de su elección -como parches, chicles, aerosoles, inhaladores o una mezcla- o un paquete de cigarros electrónicos y una o dos botellas de líquido con nicotina.

El grupo de los dispositivos electrónicos fue alentado a comprar suministros de su gusto, como distintos sabores de nicotina, que incluyen frutas, dulces y menta.

También se les ofreció asesoramiento psicológico y apoyo conductual una vez a la semana durante al menos un mes.

Pasado un año, los investigadores descubrieron que el 80% de los usuarios de cigarrillos electrónicos que habían logrado mantenerse alejados de los cigarrillos combustibles seguían utilizando su dispositivo a batería.

En el grupo de reemplazo de nicotina, en tanto, solo el 9% de los que habían dejado de fumar seguían usando parches, chicles u otros sustitutos.

Por esa razón, un editorial en el New England Journal of Medicine instó a la precaución.

“Si bien los cigarrillos electrónicos son ‘más seguros’ que los cigarrillos tradicionales, no están exentos de riesgos”, escribieron Belinda Borrelli y George O’Connor, profesores de la Universidad de Boston.

Que entre los usuarios de cigarrillos electrónicos el hábito de fumarlos continuara “plantea preocupaciones sobre las consecuencias para la salud del uso prolongado” de estos dispositivos, agregaron, y señalaron que “el vapor del cigarrillo electrónico contiene muchas toxinas”, aunque los niveles y sus efectos generalmente se consideran más bajos que los que provienen del humo del cigarrillo.

– Resultados históricos –
Otra preocupación es la popularidad de estos dispositivos entre los jóvenes. En Estados Unidos, el uso de cigarrillos electrónicos aumentó un 78% entre los estudiantes de secundaria en 2017-2018, algo que el servicio federal de salud describió como una “epidemia”.

“El uso en adultos no solo puede exponer a los chicos al vapor de los cigarrillos electrónicos, sino también a modelos de comportamiento adictivo” y aumenta el riesgo de que consuman cigarrillos combustibles algún día, señaló el editorial.

Cada año, cerca de 480.000 personas en Estados Unidos y más de 100.000 en Gran Bretaña pierden la vida debido al cigarro, que es la principal causa prevenible de muerte en ambos países.

Según expertos británicos, los hallazgos de este estudio podrían cambiar la forma en que los proveedores de atención médica hablan sobre los cigarrillos electrónicos, posiblemente llevando a más de ellos a alentar a los fumadores a que prueben su uso como una forma de dejar de fumar cigarrillos tradicionales.

“Los servicios especializados para dejar de fumar del Reino Unido ahora tendrán más probabilidades de incluir los cigarrillos electrónicos entre sus opciones de tratamiento, y los profesionales de la salud se sentirán más cómodos al recomendar los cigarrillos electrónicos como una intervención para dejar de fumar”, dijo la autora del estudio Dunja Przulj, de la Universidad Queen Mary de Londres.

Martin Dockrell, líder de control del tabaco en Public Health England, indicó que “esta investigación histórica muestra que cambiar a un cigarrillo electrónico puede ser una de las formas más efectivas de dejar de fumar, especialmente cuando se combina con el apoyo cara a cara”.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.