Cerrar [X]

Economía

Experto estadounidense: la expansión china tiene motivación económica

Maryelos Cea

viernes 19, octubre 2018 - 12:01 am

Evan Ellis, durante su exposición del miércoles en Fusades. /DEM

La rapidez con que la República Popular China está ganando aliados en América Latina, en particular en el centro de la región, obedece a objetivos económicos más que militares, consideró Evan Ellis, experto en relaciones de Latinoamérica con China del Colegio Nacional de Guerra de Estados Unidos.

Ellis participó a título personal, este miércoles, en un foro organizado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), en donde se analizó la ley de zonas económicas especiales (ZEE), la concesión del puerto de La Unión y la relación de estos eventos con el establecimiento de relaciones diplomáticas con China.

publicidad

Durante su intervención, el experto estadounidense señaló que China Popular busca “la misma cosa que ha buscado en 3,000 años de existencia”: la unificación de toda la población china y mantenerla segura de las amenazas de otros Estados, y la generación de riqueza a través del control de los flujos de valor agregado.

“No veo que el objetivo principal sea militar. Ese objetivo es secundario (…). China busca la misma cosa de siempre: que los flujos de riqueza beneficien a China, captar el valor agregado de todo el mundo”, indicó Ellis. “Ellos saben el valor de controlar puertos, aeropuertos, logística”, añadió.


En ese sentido, el experto consideró una “falacia” decir que por ser un territorio pequeño, El Salvador no es estratégico para los intereses chinos. “Es un gran juego de posición y cada uno sirve para avanzar al otro”, señaló.

Para lograr ese objetivo, China impulsa su Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda (BRI, en inglés), con la que pretende construir puertos, carreteras y líneas ferroviarias en Asia, África y Europa, a cambio de inversiones y millonarios préstamos. En enero de este año, China abrió la BRI a países latinoamericanos y hasta la fecha se han sumado Panamá, Bolivia, Antigua y Barbuda, Trinidad y Tobago, y el más reciente fue Guyana. En total son más de 70 las naciones adheridas en el mundo.

El Gobierno chino no descarta la adhesión de El Salvador a esta iniciativa, según confirmó a periodistas salvadoreños Shao Yingjun, subdirectora general de América y Oceanía del Ministerio de Comercio del gigante asiático, durante una conferencia ofrecida en Pekín, a finales de septiembre.

James Roberts, experto en Estado de Derecho de la fundación Heritage, otro de los expertos invitados al foro de Fusades, aconsejó a El Salvador fortalecer su institucionalidad y garantizar tratos transparentes con China Popular, para evitar que se repitan casos como los de algunos países africanos, que ahora enfrentan alto endeudamiento o propiciaron acuerdos poco transparentes con empresas chinas.

INICIATIVA BRI GENERA DUDAS

DEUDA

Estas inversiones pueden resultar contraproducentes para aquellos países con una situación financiera delicada. Por ejemplo, la deuda pública de Yibuti se incrementó del 50 al 85 % en solo dos años.

CONCESIÓN

Sri Lanka no pudo devolver $1,400 millones a Pekín, solicitados para reformar un puerto. Las autoridades se vieron obligadas en 2017 a ceder la explotación de esta infraestructura a China durante 99 años.

 

70
Países
Hasta la fecha, 70 países del mundo se han sumado a las nuevas rutas de la seda, impulsadas por China Popular.

 

 

 

 

 

$500
Mil millones
En los últimos cinco años, China invirtió más de $60,000 millones en la BRI. El valor de los proyectos de empresas chinas supera los $500,000 millones.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.