Nacionales

Familia de motociclista encontró su cadáver en quebrada en Santa Tecla

Enrique García

jueves 11, julio 2019 - 12:03 am

El cadáver de Paniagua fue encontrado por su misma familia que salió a buscarlo desde la madrugada de ayer. / Diego García

Hoy será sepultado en el cementerio de Colón, La Libertad, Eduardo Paniagua Pérez “Guayo”, de 65 años, el motociclista que fue arrastrado por la corriente en el kilómetro 15 de la carretera Los Chorros, en jurisdicción de Santa Tecla, el pasado martes 9 de julio.

El hijo del fallecido, William Paniagua, afirmó que en compañía de otros hermanos y de un guía encontraron a su padre, en la quebrada Colón, a la altura de la colonia Alpes Suizos 2, en ese mismo sector.

publicidad

Con los zapatos aún enlodados manifestó que desesperados por no saber del paradero de su padre, ayer a las 5:00 a.m., dispusieron a bajar  la quebrada para buscarlo río abajo; con lazos atravesaron las pozas de agua, hasta que luego de una hora y media encontraron el cadáver.

Luego, llegaron los socorristas de Cruz Roja, Cruz Verde y Comandos de Salvamento, quienes se encargaron de recuperar el cuerpo, para que fuera reconocido por la Fiscalía General de la República y  el Instituto de Medicina Legal.


Su esposa Juana de Paniagua dijo que su esposo salía todos los días a las 10: 40 a.m., a vender chocobabanos, chocosandías y gelatinas a los trabajadores de las empresas del Plan de La Laguna, en Antiguo Cuscatlán. Los productos los elaboraban entre ambos desde hace cinco años. “Era la forma de ganarse la vida para subsistir”, dijo la mujer.

“Te cuidas”,  recuerda que le dijo el pasado martes cuando salió en su motocicleta, “Tenía que estar antes de las 12 (del medio día) en el Plan de La Laguna”, recuerda la viuda.

La víctima residía en la colonia El Espino, cantón Botoncillal, de Colón, La Libertad, donde era más conocido, como “Guayo”, dijo una vecina que lo conocía.

Sus hijos y un amigo de la familia recordaron que “Guayo”, fue arbitro de fútbol de la Liga Mayor A. Le pitó partidos a los equipos Alianza, Águila y FAS. “A La Unión lo llevaban en helicóptero cuando le programaban los partidos en ese departamento”, dijeron.

Desde hace tres años dejó de pitar en los torneos de fútbol que organizaban las empresas o en las colonias, “Yo lo acompañaba”, manifestó su hijo Raúl Paniagua.

“Yo me enteré por las noticias” dijo la esposa de la víctima, en torno a la desaparición. En ese momento se trasladó al lugar, donde fue succionado por las tuberías del sector.

Un amigo de Paniagua dijo que la correntada se llevaba la hielera, el casco y la moto que había parqueado mientras pasaba la tormenta; la víctima salió a recuperarlas con la ayuda de otros motociclistas, pero cuando salió nuevamente a querer recuperar el casco, la fuerza del agua lo arrastró hasta un tragante que lleva el agua a la quebrada.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.