Cerrar [X]

Buenos Días

Hay que estar del lado correcto de la historia

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

jueves 24, enero 2019 - 12:00 am

Es triste cómo El Salvador, a lo largo de su historia, ha estado del lado equivocado de la historia. Los gobiernos militares de los años 70 respaldaban a las dictaduras sudamericanas como la de Pinochet y Videla, y vivían en un compadrazgo permanente con Somoza de Nicaragua. Ahora los gobiernos de izquierda irónicamente actúan igual que los regímenes  militares de antaño, respaldando a las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Los gobiernos salvadoreños han preferido respaldar afinidades políticas que principios fundamentales, como la democracia, las libertades y los derechos humanos. Dramático.

A lo largo de la historia hay hechos todavía más desaguisados como aquel reconocimiento diplomático al estado títere de Manchukuo, mientras los japoneses cometían delitos de lesa humanidad en China.

publicidad

Una vez más está ocurriendo. El silencio de la administración Sánchez Cerén sobre la situación de Venezuela y Nicaragua es injustificable. Todavía hace solo dos semanas, Sánchez Cerén llamaba a Venezuela “ejemplo”. Recordemos que hace unos años llamaban “faro” al régimen venezolano.

La defensa ardorosa del partido oficial hacia Daniel Ortega y Nicolás Maduro ha sido vergonzosa y el candidato presidencial del FMLN apenas sí discrepó tímidamente. Mientras tanto, en la OEA, se sigue votando abstención ante informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que documentan los abusos del régimen nicaragüense sobre sus ciudadanos.


En momentos que las grandes naciones latinoamericanas y europeas tienen bastante clara la realidad venezolana y nicaragüense, no se vale callar. El Salvador tiene que corregir esa barbaridad histórica y no seguir del lado equivocado de la historia.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.