Nacionales

Hoy sepultan a salvadoreños ahogados en el río Bravo

Roxana Lemus

lunes 1, julio 2019 - 12:00 am

Los restos de Óscar Martínez y su hija Valeria se trasladaron a la Funeraria Municipal de San Salvador / Diego García

Ocho días después de haberse ahogado en el río Bravo, en México, tratando de cruzar el afluente para llegar a Estados Unidos, Óscar Martínez, de 25 años, y su hija Valeria, de 23 meses de edad, serán sepultados esta mañana en privado en el cementerio La Bermeja, en San Salvador.

Los cuerpos llegaron ayer al país por la frontera La Hachadura, en Ahuachapán, un poco después de las 8:00 de la mañana, procedentes de México. En una zona que se encontraba acordonada por la Policía Nacional Civil (PNC), al interior del punto fronterizo, se hizo el traspaso de los cuerpos luego que estos fueran trasladados por una funeraria mexicana. Al lugar llegó el ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Mario Durán, quien no brindó declaraciones a la prensa.

publicidad

Los cadáveres fueron movilizados desde el municipio de Matamoros, en el estado de Tamaulipas - donde ocurrió la tragedia -, hacia Monterrey, capital del estado de Nuevo León. Desde ahí  fueron repatriados los cuerpos vía terrestre. El Ministerio de Relaciones Exteriores, por instrucción de Casa Presidencial, se hizo cargo de la organización y asumió los gastos.

Cerca de las 11:00 de la mañana, el carro fúnebre que movilizó los cuerpos desde La Hachadura ingresó a la Funeraria Municipal de San Salvador, ubicada al interior del cementerio La Bermeja, por la entrada que está frente a la Colonia 10 de Septiembre, en la capital.


El traslado de los cuerpos de los migrantes ahogados en el río Bravo se desarrolló con hermetismo. Se cubrie-ron las ventanas del vehículo que los transportaba. / Diego García

En privado y sin acceso a la prensa, los féretros se llevaron al interior del tanatorio. Fuentes no oficiales afirmaron a Diario El Mundo que después del ingreso de los cadáveres, Tania Ávalos, esposa de Martínez y madre de la menor, que llegó al país el pasado viernes vía aérea, también ingresó a la funeraria.

La misma fuente indicó que, por la tarde, Ávalos estuvo acompañada por familiares y amigos que llegaron a externarle apoyo. Los cuerpos fueron velados juntos en dos salas y serán enterrados hoy en la misma sepultura. Aunque se había informado que la inhumación tendría lugar esta tarde, extraoficialmente se confirmó a este medio que será por la mañana.

Martínez, Ávalos y la pequeña Valeria  partieron hacia Estados Unidos buscando mejores oportunidades, pero en su lugar hallaron la muerte. De acuerdo con medios mexicanos, la familia migrante llegó el 23 de junio en la madrugada a Matamoros acompañada de un amigo identificado como Milton.

A las 8:00 de la mañana salieron del albergue donde se encontraban para iniciar los trámites de asilo en México; sin embargo, como era domingo, las oficinas estaban cerradas y la familia tomó la decisión de cruzar el río para llegar a Estados Unidos. En el intento, padre e hija perdieron la vida.

 

Actos funerarios se desarrollan en privado

Luego que las autoridades salvadoreñas expusieran a Ávalos frente a la prensa, al regresar de México vía aérea el pasado 28 de junio, el presidente Nayib Bukele afirmó que fue “de muy mal gusto que expongan a la familia en una conferencia” y agregó que “todas las direcciones de comunicaciones de este Gobierno deben tener más criterio, sobre todo, en este tipo de casos”. A raíz de lo ocurrido, la familia pidió intimidad, por ende, ayer se restringió el acceso a la prensa y no se brindaron declaraciones.

La organización y gastos del sepelio corre por cuenta de la Cancillería. / Diego García




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.