Cerrar [X]

Economía

Incidencia de quema delictiva de caña de azúcar crece 50%

lunes 23, febrero 2015 - 12:02 am

Hasta el 15 de febrero, según los datos del CONSAA, se recolectaron casi 4.3 millones de toneladas de caña de azúcar./DEM

Hasta el 15 de febrero, según los datos del CONSAA, se recolectaron casi 4.3 millones de toneladas de caña de azúcar./DEM

La incidencia de la quema no programada de caña de azúcar, en donde se incluyen los incendios provocados por mano criminal, reporta un incremento del 50% en esta zafra, respecto a la anterior, informó el director ejecutivo de la Asociación Azucarera de El Salvador (AAES), Julio Arroyo.

En lo que va del ciclo azucarero 2014/2015, señaló el dirigente de la gremial citando datos del Consejo Salvadoreño de la Agroindustria Azucarera (CONSAA), la quema de caña, por accidentes o de manera delictiva, ya representa el 15.36% de las toneladas cosechadas hasta el 15 de febrero, lo que representa 656,190 toneladas, de 4,271,801 recolectadas. En el ciclo 13/14 se quemaron 735,358.72 toneladas de caña, que representaron el 10.4% de la producción total.

publicidad

Estas cifras indican que la incidencia de la quema no programada subió 4.96 puntos porcentuales, que equivale a un crecimiento del 47.7%.

“Tenemos un 50% de más incidencia de toneladas quemadas, porque hoy son 15.36% de la cosecha actual y el ciclo 2013/2014 fue de 10.4%”, dijo Arroyo a Diario El Mundo.


Muchas de estas acciones, agregó Arroyo, se da como señal de extorsión a los productores. “Hemos trabajado con la policía en esto; hay elementos, de la policía como del ejército, encargados de la seguridad. Nosotros los apoyamos con logística, con recursos para combustible y eso ha contrarrestado el efecto de la delincuencia, pero es un fenómeno que ha afectado más que en años anteriores”, recalcó.

En el ciclo anterior, estos hechos afectaron 11,320 manzanas, y se redujeron en 25% respecto a la zafra 12/13, cuando se quemaron 979,015.60 toneladas de caña.

Los productores programan fechas en cada ciclo para la quema controlada de este cultivo, que luego cortan y envían a los diferentes ingenios para la obtención de azúcar. Sin embargo, el sector también enfrenta quemas imprevistas, es decir las que no están contempladas en un programa de cosecha, y obedecen a accidentes o a la acción de manos criminales.

Un informe del Ministerio de Agricultura (MAG) sobre la zafra en el ciclo pasado destaca que el problema con la caña incendiada fuera de lo estipulado es el rápido proceso que debe recibir para evitar que se deteriore y disminuya su rendimiento.

“La caña que es quemada antes de madurar, puede bajar hasta un 50% su producción de azúcar, lo que ocasiona menos ingresos”, señala el MAG.

En la misma línea del MAG, Arroyo señaló que “cuando hay quemas de este tipo no queda más que cortarla (la caña) y llevarla rápido a los ingenios para que la procesen, lo que retrasa los volúmenes que el ingenio espera procesar ese día”.grafica1

Comportamiento

Arroyo indicó que “es imposible precisar cuánto hubiera rendido si no se hubiera quemado”, pero recalcó que afecta a toda la cadena.

“Las quemas afectan no solo al productor de la caña, sino que también al ingenio que espera ese volumen de caña y a la producción nacional”, lamentó.

Añadió que “la incidencia de caña quemada (…) repercute en daños económicos, tanto para productores de caña que son dañados por las quemas en sus propiedades, como los demás productores que están esperando su momento de cosecha en el programa establecido. Daña también la productividad de los ingenios porque en general baja toda la productividad del sector”.

Por ingenios, en la jornada 2013/2014, detalla el MAG, se quemaron 320,479.11 toneladas de Central Izalco, mientras para El Ángel representó 151,919.10 toneladas, para Chaparrastique 85,256.06 toneladas; La Cabaña 78,245.75, Ingenio Jiboa 81,508.7 toneladas y para La Magdalena 17,950 toneladas.

“Es bien difícil (decir cuánto genera en pérdida económica) porque a usted le queman la caña y lo que toca es ir a cosechar y llevarla al ingenio, pero no podemos medir cuánto nos hubiera rendido si no se hubiera quemado. Pero sí, es un impacto grande”, reiteró el dirigente de AAES.

La previsión del sector es cosechar 7.5 millones de toneladas de caña y lograr un crecimiento de hasta el 4% sobre el período anterior. “Sino tuviéramos ese problema (las quemas delictivas) podríamos crecer más, pero sí va a ver crecimiento”.

El director ejecutivo de la asociación mostró su preocupación pues los meses restantes, hasta que finalice la zafra a mediados de abril, favorecen el incremento de las condiciones para las quemas no controladas en los cultivos. Uno de ellos es el viento, que se ha incrementado en estos días; el otro es que la caña se encuentra en su fase seca, lo que facilita la rápida ignición en las plantas.

15.3%

La caña quemada sin programación representa el 15.36% de lo recolectado en lo que va de este ciclo.

10.4%

En el ciclo anterior, la quema de caña no programada representó el 10.4% de la cosecha.

4.96

La incidencia de la quema no programada de caña de azúcar aumentó en 4.96 puntos.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Concentrix anuncia la adquisición de Convergys

Convergys, que ahora se une a Concentrix, opera en El Salvador desde hace 13 años y tiene 3,000 col...

MÁS INFORMACIÓN
Declaran a hotel Hyatt como proyecto de interés turístico nacional

La inversión en el hotel Hyatt Place asciende a $18 millones y generará más de 1,500 empleos....

MÁS INFORMACIÓN
“Nunca fue parte del plan”: Cáceres desmiente campaña del FMLN

El ministro de Hacienda afirmó que “jamás se pensó” en bajar los impuestos....

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.