Cerrar [X]

Economía

Infraestructura básica para todo El Salvador costaría $590 millones

Maryelos Cea

lunes 8, octubre 2018 - 12:02 am

Lograr cobertura total de infraestructura básica en El Salvador – agua potable, electricidad, pavimentación y manejo de desechos sólidos – costaría $590.2 millones, estima la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), en el documento del Encuentro Nacional de la Empresa Privada (Enade) 2018.

Este lunes, la cúpula empresarial realiza la décimo octava edición del Enade, denominado “Empleo y Desarrollo Humano”, en donde presentará propuestas para mejorar las condiciones de empleo y desarrollo humano  de los salvadoreños.

Una de las propuestas es desarrollar una estrategia para llevar infraestructura básica a todos los salvadoreños y que según la gremial costaría $590.2 millones, monto que puede ejecutarse en un periodo de cinco años.

publicidad

“El costo actualizado de dotar de lo básico a las familias más pobres del país es de $590 millones, monto que puede distribuirse en un quinquenio presidencial y ser ejecutado por las diferentes dependencias del Gobierno, en coordinación con las alcaldías, y con el acompañamiento de organizaciones no gubernamentales”, asegura Luis Cardenal, presidente de la ANEP, en la presentación del documento del Enade 2018.

Lograr el 100 % de cobertura de agua potable y saneamiento para 2023 costaría $406.3 millones, estima la gremial; y otros $103.3 millones se necesitarían para pavimentar 147.6 kilómetros de vías en16 municipios que carecen de esta infraestructura.


Para electrificar a todo el país hacia 2020, se requiere una inversión de $65.7 millones y $14.9 millones para un manejo adecuado de desechos sólidos.

 

Agua, el principal desafío

El costo más alto proviene de garantizar agua segura y saneamiento a todos los hogares salvadoreños. Para lograr 100 % de cobertura en 2023, se requiere una inversión de $208.8 millones en el servicio de  agua potable y el resto para saneamiento.

Con base en la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM), la ANEP  estima que 161,978 familias, el 8.8 % del total, no tienen agua segura. Esta carencia es más visible en la zona rural, donde afecta al 18.1 % de los hogares.

Estas familias se abastecen  a través de camiones, carretas o pipas, pozos con tubería y no protegidos, o bien en ojos de agua, ríos o quebradas. También entran en esta categoría los que obtienen agua en manantiales no protegidos o colectan agua lluvia.

Entre 2009 y 2017, 30,701 hogares consiguieron acceso a agua segura, un promedio anual de 3,838. “A este ritmo, se requerirían de 42 años para lograr cobertura 100 % de viviendas con agua potable”, indica la gremial.

La ANEP afirma que la estatal Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) adolece de “ineptitud, inoperancia e incapacidad”, pues en 2017 solo facturó el 44.4 % de su producción de agua. El año pasado produjo 385.3 millones de metros cúbicos de agua potable y solo facturó 171.1 millones, valorados en $140.6 millones. El 55.6 % sin facturar shabría significado un ingreso de $176 millones.

Citando a ANDA, la cúpula empresarial explica que las pérdidas se atribuyen a fugas por redes antiguas, presiones de servicio en la red, sustracción de agua de hidrantes, así como al uso inadecuado de chorros públicos, cementerios y parques. También lo atribuye a conexiones sin medidor y medidores en mal estado.

En el caso del saneamiento, el 11.7 % de los hogares carece de este servicio, un total de 213,484. De nuevo, la zona rural es la más afectada, con  17.8 % de familias sin saneamiento. En ocho años, indica la ANEP, 28,511 hogares obtuvieron saneamiento seguro por lo que, de mantener ese ritmo, se necesitarán 90 años para lograr la cobertura completa.

 

Descentralización del servicio

Para lograr agua potable y saneamiento en la zona urbana, la ANEP propone transferir la administración de acueductos y alcantarillados a las alcaldías  “más calificadas, idóneas, competentes, que cuenten con probada capacidad de gestión y que tengan sanidad fiscal”. Pero dentro de ellas no debe incluirse las del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS), pues el 49 % de la producción de ANDA ya se dirige al AMSS.

La ANEP estima que transferir la administración costaría $51 millones y podría ejecutarse en dos años. Además de esta medida, recomienda proteger pozos e instalar servicios de fácil acceso.

En la zona rural también recomienda proteger pozos, construir sistemas descentralizados y microsistemas no convencionales para familias dispersas. Tanto en la zona rural como en la urbana, la gremial sugiere construir sistemas de saneamiento.

 

 

La estrategia, en detalle

 

Agua

En la zona urbana, propone descentralizar la administración de acueductos y alcantarillados. En la zona rural, proteger pozos, construir sistemas descentralizados y otros. También sugiere construir sistemas de saneamiento.

 

Electricidad

Llevar energía eléctrica a los más pobres por medio del Programa Comunidades Solidarias e Impulsar un programa que estimule a los municipios con mayor cobertura a que logren llevar electricidad al 100 % de viviendas.

 

Calles

Para lograr el 100 % de vías pavimentadas en cabeceras municipales sugiere optar por todas las fuentes de financiamiento posibles, a través de préstamos con organismos internacionales, donaciones y recursos propios.

 

Desechos

Propone construir 77 plantas de compostaje, que se sumarían a las 34 ya existentes, a una inversión de $14.9 millones. Recomienda cerrar todos los botaderos a cielo abierto, realizar un censo de desechos sólidos, entre otros.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Hombres dominan el sector energético en El Salvador

Las mujeres representan solo el 12 % de la fuerza laboral en el sector eléctrico, afirma una encues...

MÁS INFORMACIÓN
El 3.3 % de los hogares aún no tiene alumbrado eléctrico

Las familias en la zona rural tienen menos acceso a servicios de energía eléctrica que los hogares...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.