Conectados

Japón crea “fábricas de verduras” para sustituir la agricultura en el campo

AFP

jueves 2, enero 2020 - 8:31 pm

Foto: AFP

Lechugas cultivadas con luz artificial: en los alrededores de las ciudades japonesas surgen de la tierra las "fábricas de verduras" automatizadas para reemplazar a un campo despoblado y azotado por repetidas catástrofes naturales.

Es un edificio banal en una zona industrial y centro de investigación entre Kioto y Osaka, en el oeste de Japón. Nada, desde el exterior, hace pensar que en estos locales de la empresa Spread crecen unos 11 millones de lechugas al año -30.000 al día- con solo 25 empleados.

publicidad

Todo ocurre detrás de un cristal, en una sala aséptica, llena de enormes y largas estanterías. Autómatas trasladan las lechugas de un sitio a otro durante todo el día.

A medida que crecen, pasan a los lugares con las condiciones de luminosidad, temperatura e hidrometría adaptadas para ese estado del crecimiento. Todo ello sin pesticidas ni tierra. Simplemente, con agua enriquecida con nutrientes. Es la agricultura hidropónica.


Con Dinamarca, Japón es desde hace décadas pionero del laborioso desarrollo de "fábricas de verduras con luz artificial". Gigantes como Panasonic, Toshiba, TDK o Fujitsu se aventuraron en este terreno, con más o menos éxito, convirtiendo líneas de producción de semiconductores en "campos verticales" para lo que han creado luz, captores y otras tecnologías adaptadas.

Spread, cuya casa matriz era inicialmente una empresa de logística de productos frescos o tempranos, es una de las pocas que ha sabido rentabilizar el negocio.

"Al principio, teníamos dificultades para vender las lechugas, pero ha sido relativamente fácil crearse una imagen de marca para atraer a la clientela, ya que podemos producir calidad al mismo precio todo el año", explica Shinji Inada, jefe de la empresa.

¿El secreto? "Tenemos pocas pérdidas" y los productos, que se encuentran fácilmente en los supermercados de Kioto y en los de Tokio se conservan bastante tiempo.

Poner a punto este sistema automatizado ha necesitado años.

En otra fábrica de Spread más antigua en Kioto, que produce 21.000 piezas de lechuga al día, son unos 50 trabajadores los que trasladan las plantas, "una labor dura", reconoce una empleada.

Inada admite que pensó en la pertinencia ecológica antes de lanzar esta actividad, pero también hubo otras razones.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Roberto Domínguez: “Le voy apuntando más allá de Bolivia”

Roberto Domínguez debutó y jugó 15 minutos en la liga boliviana en la victoria del Bolívar …

MÁS INFORMACIÓN
Pato sorprende a todos al salir a dar un paseo por una calle en Canadá

Un pequeño pato sorprendió a conductores y transeúntes al aparecer dando un paseo en la provincia …

MÁS INFORMACIÓN
Los 20 delitos más denunciados en la fiscalía en 2019

En un evento de rendición de cuentas, la Fiscalía General de la República señaló que los …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.