Nacionales

Joven confiesa que sacerdote no lo abusó

Juan Carlos Vásquez

miércoles 9, octubre 2019 - 12:01 am

Isaí Ernesto Mendoza Martínez, quien denunció ante el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, que había sido abusado sexualmente por el sacerdote José Antonio Molina Nieto, se retractó ayer ante el Tribunal Sexto de Sentencia y le dijo a la jueza que todo lo dicho es falso.

“Quiero pedir disculpas públicas al sacerdote José Antonio Molina Nieto, por las declaraciones que di falsamente ante el arzobispo de San Salvador y también declaro ante este tribunal que es falso que el sacerdote me mandó a vapulear, que me amenazó e intentó matar”, dijo ayer Mendoza.

La falsa denuncia de abuso que Isaí Ernesto Mendoza Martíne hizo ante el arzobispo José Luis Escobar Alas, llevó a que el sacerdote José Antonio Molina Nieto fuera destituido de la iglesia católica.

publicidad

Lo ocurrido en este caso fue expuesto en una audiencia especial de conciliación, ya que el sacerdote demandó por calumnia y difamación a Mendoza Martínez y el Tribunal Sexto de Sentencia tras admitir la causa citó al imputado, pero como no compareció tras una serie de citatorios, le giró orden de captura.

Pero el pasado 26 de septiembre tras enterarse de la orden de captura, Mendoza Martínez se presentó ante la jueza que lleva el caso y dijo que pedía disculpas públicas al sacerdote porque lo manifestado ante el tribunal eclesiástico es falso y que estaba dispuesto a decirlo para que Molina Nieto sea instalado.


Ante eso, el Tribunal Sexto de Sentencia convocó al sacerdote y al demandado para la audiencia especial de conciliación con el fin de que Mendoza Martínez se disculpara públicamente y se retractara de lo dicho por ser falso.

El Tribunal Sexto de Sentencia enviará la certificación del acta  de la audiencia y todo lo expuesto del caso al Arzobispado de San Salvador, a la Nunciatura Apostólica y al cardenal Gregorio Rosa Chávez.

El sacerdote  expresó que  busca ser restituido, ya que fue expulsado con base a hechos que nunca existieron. “Me ha dolido más el mal proceso que se ha seguido en el Arzobispado, yo pude haberle hecho daño al señor arzobispo, pero no lo voy hacer”, dijo ante la jueza.

En la audiencia, el sacerdote incluso dijo que no conocía a Mendoza Martínez, y que tampoco en Panchimalco nadie tiene referencias de él, pese a eso, llegó a decirle a Escobar Alas que en una casa alquilada en ese municipio él y otros acólitos habían sido violados, el sacerdote le dijo a la jueza que él nunca había tenido acólitos en la parroquia.

 

Gemelas inventaron caso contra sacerdote

 

El expárroco de Panchimalco, José Antonio Molina Nieto, también fue denunciado ante el Tribunal Eclesiástico por unas gemelas quienes dijeron que él las agredió sexualmente, cuando eran menores de edad entre los años 1994 y 1998.

Este fue el primer caso supuestamente armado contra Molina, pero no fue por estos hechos que el Vaticano lo expulsó, sino por el caso de Isaí Ernesto Mendoza Martínez.

Las gemelas tras ser demandadas por calumnia y difamación, en el Tribunal Sexto de Sentencia, también se retractaron y manifestaron que habían inventado todo y que esas agresiones sexuales no ocurrieron.

“Este servidor también fue acusado por las gemelas de Panchimalco, hay un documento donde ellas se retractaron por escrito, hay firmas del señor arzobispo, de las autoridades de la iglesia, monseñor Rafael Urrutia y Carlos Chavarría que son miembros del tribunal eclesiástico”, sostuvo ayer le sacerdote.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Arzobispo: caso de sacerdote acusado de abuso sexual no está en sus manos

El arzobispo capitalino José Luis Escobar Alas dijo desconocer qué efecto podría tener la confesión del …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.