Internacionales

Jóvenes migrantes en EE.UU. ¿presas fáciles de pandillas?

AFP

viernes 26, julio 2019 - 12:00 am

Autoridades temen que jóvenes no acompañados recién llegados a EE.UU. se conviertan en miembros obliga-dos a integrar las pandillas latinas. / AFP

Las autoridades estadounidenses han alertado de una “oleada” en el reclutamiento de muchachos principalmente inmigrantes recien llegados a EE.UU. por parte de la Mara Salvatrucha, o MS-13, como también se conoce a esta organización criminal.

Lo dijeron la semana pasada cuando 22 pandilleros, 19 de ellos indocumentados, fueron imputados en Los Ángeles por varios crímenes, incluidos siete homicidios, tráfico de drogas y extorsión.

publicidad

“Son jóvenes víctimas que muy seguramente dejaron sus países con la esperanza de que encontrarían en Estados Unidos seguridad y prosperidad” y “tuvieron la mala suerte de cruzarse en el camino con violentos pandilleros que se aprovecharon de su vulnerabilidad como inmigrantes”, dijo la fiscal de Los Ángeles, Jackie Lacey.

De acuerdo con las autoridades la MS-13 usa muchas veces la fuerza para reclutar jóvenes pero también ocurre que esos chicos “sienten que no tienen alternativa”, explicó a la AFP Mark Edberg, profesor de la Universidad George Washington, que ha trabajado en un área con presencia de pandillas a las afueras de la capital estadounidense.


“No hay muchas opciones en el corto plazo, llegan a los 12, 14 o 15 años y comienzan a extender una estructura de poder que está conectada a las pandillas”.

 

Efecto Trump

El reclutamiento de jóvenes inmigrantes no es algo nuevo, pero Laura Eimiller, portavoz del FBI, dijo a la AFP que “ha sido particularmente notorio recientemente con la MS-13”.

Edberg se remonta a 2014, cuando comenzaron a llegar a la frontera más y más menores centroamericanos sin la compañía de un adulto, y a 2016 después de la elección del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha hecho de la lucha contra la inmigración ilegal una bandera de su mandato.

“Caen en la clandestinidad” porque “tienen miedo” y quedan a merced de una “red informal de reclutamiento que afecta a los más vulnerables”.

Jesse de la Cruz, un expandillero que hoy trabaja como consultor legal, es escéptico sobre la teoría de los reclutamientos.

De la Cruz cree que el auge del que se habla está más relacionado con la “etiqueta” de pandillero que las fuerzas del orden ponen a cualquiera que llene el perfil: ser hispano, tener un tatuaje, vivir en una comunidad “infestada”.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.