Cerrar [X]

Buenos Días

La desaparición de la familia pimentel

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 28, enero 2019 - 12:00 am

Han pasado casi dos semanas de la desaparición de cinco miembros de la familia del preparador físico del equipo de Sonsonate, Omar Pimentel. La extraña desaparición ocurrió  el pasado 16 de enero en la zona de Los Naranjos.

Desde entonces solo se ha encontrado el vehículo abandonado pero no hay rastros del hijo, la esposa, la suegra y del cuñado y su pareja, todos parientes de Pimentel. Según el relato del preparador, recibió una llamada de sus parientes que habían  tenido un percance con una llanta y luego no se supo más de ellos.

La Policía detuvo a tres supuestos pandilleros como sospechosos de la desaparición, pero no sabemos más, si se judicializó el caso, si hay pruebas contra ellos o si solo fueron parte de esas redadas en las que no pasa nada posteriormente.

publicidad

Cuando cinco personas desaparecen de esa manera, uno esperaría que la Policía, la Fiscalía y todas las autoridades de Seguridad Pública pongan sus mejores esfuerzos para descubrir lo sucedido. ¿Podemos confiar los ciudadanos comunes que están haciendo todo para investigar este caso? Deberíamos exigirlo porque cualquiera de nosotros puede sufrir una situación así.

Tristemente este es el tipo de historias que se repiten cada cierto tiempo. Vivimos en un país sumamente inseguro donde estas cosas pueden suceder cuando uno menos se lo espera. Esta inseguridad no tiene que ver con estadísticas ni planes de Gobierno, es la cruda realidad que sufrimos en este país.


Al otro extremo del país, la semana pasada, dos adolescentes de 16 y 14 años, fueron sacadas de la casa donde vivían con su familia y asesinadas  en Chilanga, Morazán. Los cuerpos fueron encontrados minutos después en una cancha de fútbol cercana. El Salvador está lejos de ser seguro y la situación es para tomarla en serio.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.