Cerrar [X]

Buenos Días

La dolorosa tragedia de William Pineda

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 27, noviembre 2018 - 12:00 am

William Pineda era un atleta de 16 años que había representado al país en la Selección Nacional de Fútbol de Olimpiadas Especiales. Padecía de autismo, pero eso no era un obstáculo para sobresalir con su talento deportivo. La semana pasada resultó herido mortalmente en una balacera en la colonia Dolores de San Salvador.

El joven acompañaba a su madre a un servicio religioso en una iglesia cercana al Árbol de la Paz. Recibió balazos en la espalda y en el cuello desde un vehículo en marcha. Un par de días después fallecía en un hospital capitalino, causando profunda consternación en todos aquellos que lo conocieron.

Me conmovió ver en la televisión como las medallas que orgullosamente coleccionaba, servían luego para adornar su féretro.  También vi las imágenes del joven recibiendo orgullosamente el pabellón nacional y desfilando en uno de los tantos eventos que representó dignamente al país en eventos deportivos.

publicidad

Además del fútbol, a William le encantaba la natación.

La organización Olimpiadas Especiales lamentó su asesinato y lo describía en un comunicado como un “atleta ejemplo en comportamiento y compromiso con el deporte, entrenador, compañeros, estudio y familia”.


Ojalá que este crimen no quede en la impunidad. Duele cada muerte en este país, duele que le arranquen la vida a jóvenes diariamente, pero es especialmente conmovedor cuando se trata de muchachos que hacen el bien, que luchan contra sus adversidades y se superan, como era el caso de William.

Además del dolor de la pérdida irreparable de un ser querido, la peor experiencia de las familias salvadoreñas es tener que sufrir por la impunidad, aún sabiendo quién o quiénes fueron los responsables del crimen. Que las autoridades tomen cartas en este caso para que no sea un número más.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.