Empresarial

La Economía de Mercado Socialista, Clave del Milagro del Desarrollo Chino

Propio

martes 13, agosto 2019 - 1:38 pm

 

En los 40 años transcurridos, el Producto Interno Bruto (PIB) de China ha superado a los de Reino Unido, Francia, Alemania y Japón, llegando cerca de 14 billones de dólares con su PIB per cápita de 10 mil dólares, y se ha convertido en la segunda economía mundial. Más de 740 millones de chinos han salido de la pobreza, y cada año más de 140 millones de chinos viajaron por turismo al extranjero.
Muchas personas preguntan, ¿por qué China puede conseguir éxito como este, y cuál es la razón? Dos de los elementos claves son el sólido liderazgo del Partido Comunista de China (PCCh) y la implementación de la economía de mercado socialista con sus propias peculiaridades.

UN PARTIDO MARXISTA MODERNO
El PCCh ya tiene una historia de 98 años. Se ha desarrollado desde decenas de miembros hasta una membresía actual superada a los 90 millones de afiliados, ha pasado de ser un partido revolucionario a un partido gobernante, y lideró al pueblo chino realizando un gran salto, de la puesta en pie, a una modesta prosperidad, y a una naciente fortaleza, estableciendo una base política y garantía institucional para el desarrollo de China.
1. Tomar firme e invariablemente el desarrollo como la tarea primordial del Partido en la gobernación. 2. Poner en práctica el propósito fundamental de servir al pueblo de todo corazón. 3. Representar los intereses fundamentales de las masas populares más amplias sin intereses propias del partido. 4. Buscar la verdad en los hechos, avanzar con los tiempos y adoptar una actitud realista y práctica. 5. Aumentar la capacidad del Partido para depurarse, perfeccionarse, renovarse y superarse. 6. Fortalecer la dirección y la construcción del Partido con la tolerancia cero contra la corrupción.
Es decir, considerando a la gente, no al capital, como el factor más importante de la sociedad, tomando el anhelo de una vida mejor del pueblo como objetivo, el partido siempre representa los intereses de la gran mayoría del pueblo chino.

publicidad


CLAVE PARA QUE UNA ECONOMÍA SOCIALISTA DE MERCADO CONSERVEN LA VITALIDAD
La economía socialista de mercado de China es otra llave para abrir la puerta del éxito. Lo cual, como el sistema económico básico de China, realiza un buen equilibrio entre los papeles del gobierno y del mercado, que tiene 4 características: la propiedad pública como el cuerpo principal, la planificación como guía, el enriquecimiento común como el objetivo, y el liderazgo del partido como garantía política.
Se puede explicar con más detalles: consolidar y desarrollar la economía de propiedad pública, estimular, respaldar y guiar el desarrollo de las economías de propiedad privada; hacer que el mercado juegue un papel decisivo en la distribución de los recursos; desplegar mejor las funciones gubernamentales; impulsar el desarrollo sincronizado del nuevo modelo de industrialización, la informatización, la urbanización y la modernización agrícola; participar por iniciativa propia en el proceso de globalización económica y promoverlo; y desarrollar una economía abierta de más alto nivel.
Entre tantos, esforzarse por reducir los costos humanos, terrenos, tributarios gubernamentales, logísticos, financieros y de servicios, promover el consumo, la inversión y la prosperidad del mercado, prevenir la monopolización del mercado, y ampliar aún más el comercio exterior, son puntos sumamente importantes.

EL DESARROLLO CHINO SIGNIFICA OPORTUNIDAD PARA TODO EL MUNDO
Cuando Napoleón Bonaparte llamó a China un león dormido hace dos siglos, dijo que cuando ese león despertara "sacudiría al mundo". No obstante, el presidente chino, Xi Jinping, ha dicho que el león chino despierto es una criatura "pacífica, agradable y civilizada", sin intención alguna de amenazar a nadie.
Actualmente, China, como el mayor socio comercial de más de 130 países del mundo, está generando oportunidades y se coopera cada vez más con otros países insistiendo al principio de igualdad, respeto mutuo y beneficio compartido como base. Con su noción de una comunidad de destino de la humanidad y su Iniciativa de la Franja y la Ruta, China también ofrece soluciones globales, apoya el multilateralismo y la globalización, y busca establecer un mundo más próspero y equilibrado.
Pero siempre hay que destacar que en el mundo no hay modalidades de sistemas políticos totalmente idénticas. Por lo tanto, no se puede juzgar en abstracto un sistema político, separándolo así de las condiciones sociales y políticas específicas y las tradiciones históricas y culturales, ni fijar un sistema político determinado como única modalidad viable, ni tampoco trasplantar mecánicamente las modalidades de los sistemas políticos extranjeros. Lo más adecuado es lo mejor, como dijo el “Arquitecto General” de la Reforma y la Apertura de China, Sr. Deng Xiaoping, “No importa que el gato sea blanco o negro; con tal que cace ratones, es un buen gato”.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.