Editorial & Opinion

La extorsión imposible

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 23, enero 2019 - 12:00 am

Nuevamente nuestros agentes de policía están expuestos a la amenaza y acción criminal de los grupos terroristas, en clara presión por seguir generando fuerza política para negociar o encontrar eco a sus pretensiones de ser considerados como fuerzas de guerra territorial. Esta extorsión reiterada a la nación no puede continuar y debe ser en la mente de todos nuestros líderes una extorsión imposible.

Lastimosamente lo que hemos recibido en los medios de comunicación en los últimos días es diferente, ya que ARENA, según uno de sus importantes miembros, habría pagado por el acceso territorial de su campaña y el exalcalde Bukele, según el Secretario de Comunicaciones de CAPRES, también negoció para poder realizar el reordenamiento del centro de San Salvador, mostrando una total debilidad frente a esta extorsión.

El país necesita líderes capaces de soportar y sostenerse en los principios, por ende debe ser, repito, el mensaje claro de que esta extorsión es imposible, que el país no puede continuar en esta reiterada estrategia criminal para amedrentar, ahuyentar y controlar comunidades; no podemos, como nación, someternos al chantaje y a la extorsión, pase lo pase y sea cual sea la consecuencia; pero sucumbir significará prolongar y eternizar el problema como ya se ha extendido en el tiempo hasta hoy.

publicidad

El liderazgo nacional debe retomar su compromiso con la justicia y la seguridad de los ciudadanos, ya no hay espacio para la tibieza o para esconderse por la amenaza, es el tiempo de tomar decisiones y de buscar soluciones; sin duda el pueblo acompañará a quien demuestre entereza y capacidad para decir no, esta extorsión es imposible. Igualmente es importante repensar la estrategia, aceptar que lo hecho hasta hoy sigue siendo incapaz de detener las estrategias criminales; que se tiene una PNC infiltrada, que hay corrupción, poca capacidad y que el desgaste está haciendo mella, que los liderazgos policiales no han podido crear una política integral y clara para combatir y prevenir el crimen. Los esfuerzos de prevención social con pelotas y canchas, policía comunitaria y cualquier otra de las ideas que se han puesto en marcha con un alto costo en dinero y tiempo, no son suficientes; por ello es hora de apelar a la “inteligencia” y la “capacidad” instalada en nuestros cuerpos policiales y de control ciudadano, para cambiar de estrategia; es necesario apoyar a la Fiscalía con muchos más recursos económicos y profesionales; es tiempo de más tecnología, de más esfuerzo y capacidad física y de apoyarnos en expertos, porque en la multitud de consejo está la sabiduría y seguir viendo nuestro ombligo por no aceptar los fracasos por el temor político nos está costando vidas, familias, buenos ciudadanos, quitándonos a todos la esperanza.

El hecho que solo un 5 % del total del impuesto a la seguridad haya llegado al Ministerio Público revela el poco interés en institucionalizar las soluciones; que seguimos pensando en soluciones policiales a problemas que van más allá de los efectos; revelan la incapacidad de ver que la solución no está en personas o partidos políticos, sino en instituciones fuertes; en el respeto a la ley y su aplicación; en la investigación científica y en la judicialización de los casos.


No podemos continuar con una policía que piensa como milicia; debemos usar la milicia para contender militarmente y la policía hacer su trabajo para llevar criminales a la justicia, bajo lo que el régimen de derecho establece; hay diferencia entre ejército y policía; hay diferencia entre estado de derecho y dictadura; por ello es importante redireccionar esfuerzos a otra visión de cómo hacer las cosas.

Entre tanto aterrizamos, lo que pedimos los ciudadanos es ver a los líderes nacionales tener la valentía de pararse al frente de la nación para hacer su trabajo y, por lo menos, recordarnos que hay cosas que no pueden permitirse y una de ellas es esta extorsión, ¡ésta es imposible! Quiero creerlo.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.