Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La falacia de la ideología de género

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios

sábado 29, septiembre 2018 - 12:00 am

El concepto de género surgió en los Estados Unidos, a mediados del siglo XX, en el contexto de la psiquiatría. Para el año de 1955, el psicólogo John Money habla de “gender roles”, en un intento de esclarecer por qué el sexo cromosómico no corresponde, en algunas personas, al sexo anatómico. Robert Stoller, psiquiatra y psicoanalista usa la expresión “gender identity” al estudiar a los transexuales, que no se reconocen en su identidad sexual de nacimiento.

En los años 70, el concepto Identidad de Género, fue el estandarte de los movimientos feministas, en su lucha por la igualdad y por salir de los roles a los que las mujeres estaban predestinadas por una sociedad machista. No obstante, en los años 1990, es cuando el término género se difunde de forma masiva y preponderante, en ese contexto se producen algunos “abusos de lenguaje”, como por ejemplo: ellos y ellas, todos y todas, tanto es así que el lenguaje castellano se ha deformado, al grado que hoy se pronuncia de forma errónea presidente y presidenta, siendo que esta palabra proviene de presidir.

De manera que la ideología de género se ha convertido para las organizaciones internacionales como la ONU, la Unesco y la OMS en un movimiento a patrocinar y una agenda a imponer a todos los países del mundo. En esa dinámica, el escritor Charles-Henri d’Andigné, irónicamente, escribe: “¿De qué modo, cuando se es minoría, se puede imponer una teoría falsa, científicamente errada, infundada, a una mayoría en un país? Ciertamente esas ironías tienen una respuesta: como sociedad nos hemos dejado encaramar una ideología retorcida que no da marcha atrás. Primero porque estamos divididos, y segundo, porque la ideología de género tiene los recursos económicos y el apoyo incondicional de la ONU y la UNESCO, como para hacerle frente a cualquier dinámica que se levante para disuadirla o incluso eliminarla como materia de estudio en las escuelas públicas y colegios; de manera que han implementado la estrategia de la victimización por medio de la homofobia y la discriminación, lo cual les ha dado un gran resultado.

publicidad

Así que la agenda Ideología de Género y el Movimiento LGTBIQ, han permeado todas las instituciones públicas de El Salvador, tanto así que el Ministerio de Educación, siendo el ente rector de la educación, y de la promoción de buenas prácticas morales para que los niños crezcan en un ambiente de salud mental y propicio a su desarrollo emocional, contrario a ello anunció recientemente que en la clase de cívica y moral, se enseñará el género y sobre la diversidad sexual, excusándose que lo hacen para evitar la discriminación y la violencia, ¡pero cuánta ignorancia!

ya que los únicos autorizados para educar a los hijos en materia sexual son los padres y no el Mined; por lo tanto, tenemos que organizarnos como sociedad y exigirle al Gobierno que no se meta con nuestros hijos y que no fabrique leyes que van contra la conciencia y menos con las prácticas cristianas que tienen la mayoría de salvadoreños; es evidente que el contexto de promoción de la ideología de género, diversidad sexual y el aborto está alineados con las izquierdas del mundo. Por ello han encontrado un gran aliado en el FMLN, el cual les abrió las puertas del Mined de par en par.


En ese sentido, los padres de familia tenemos que estar alertas y educar muy bien a nuestros hijos, para que sean respetuosos hacia todas las personas, independientemente de sus creencias y orientaciones, que no las discriminen. Para que no haya excusa que se es homofóbico y sigan con la bandera de la victimización. En consecuencia, se debe educar insistentemente que la ideología de género es una falacia, ya que es una construcción social, en la que una persona se define no por sus órganos, sino por su identidad emocional. De manera que, si se nació hombre, pero, si se siente mujer, entonces es mujer y no hombre; en cambio el sexo es el conjunto de características biológicas que permite diferenciar a un hombre de una mujer, que son dadas por Dios, ya que varón y mujer los creó y esto es así, porque la reproducción humana se da únicamente por hombre y mujer, en la cual Dios otorga su bendición.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.