Cerrar [X]

Política

“(La frase) ‘Te tengo en la mira’ indica esa agresividad hacia la independencia de poderes”

Gerson Chávez

lunes 4, diciembre 2017 - 12:03 am

Roberto Rubio, director ejecutivo de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde) y representante de Transparencia Internacional rechaza las recientes declaraciones del secretario general del FMLN, Medardo González sobre la expropiación de los medios de producción y a la vez cuestiona los ataques del presidente de la República, Salvador Sánchez Ceren contra la Sala de lo Constitucional. Considera importante la elección de la próxima Sala porque se requiere garantizar los avances en materia de transparencia, democracia y en el tema electoral. Cuestiona el nombramiento de Gregorio Sánchez Trejo en la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget). Además, acusa al Gobierno de ser cómplice de la corrupción por blindar a través de cargos a sus funcionarios.

 

¿Qué opinión le merecen las declaraciones de Medardo González sobre el control de los medios de producción y si este tipo de declaraciones son consecuentes con un sistema democrático y respetuoso del Estado de derecho?

publicidad

Esta expresión de la expropiación de los medios de producción, incluso el uso del término de los medios de producción, data de los manuales de economía política de los años cincuentas de la Unión Soviética y de años setenta de Marta Harnecker. Ya son ideas muy muy desfasadas.

Esos manuales eran prácticamente catecismos políticos que expresaban una intepretación de la realidad, la historia, un esquema que era muy vacío de contenido; pero, que servía para el activismo, la militancia, la utopía; pero, eso ya se dejó de usar. Volver a esos términos tiene la  connotación de necrología política.


Indudablemente, lo que se dice, tiene consecuencias. Las consecuencias son visibles porque indudablemente genera más desconfianza.

¿Qué van a pensar los interesados en invertir en El Salvador si creen que este tipo de discurso es lo puede pasar si vuelve a ganar el FMLN?

No hay duda que sí puede ahuyentar la inversión externa y contener inversión interna. Una de las cosas que se valora es la previsibilidad y cuando se dicen este tipo de cosas, no hay certidumbre. No hay previsibilidad cuando dejan actuar; pero, cuando prosperas te lo quitan, te lo nacionalizan en otras palabras.

Esto puede tener efectos electorales negativos hacia el votante no partidario que en algunas ocasiones ha votado por ellos. No entiendo cómo olvidan al elector no militante, al elector no duro que sin este elector no ganan las elecciones.

Con Mauricio Funes, el FMLN logró captar parte de ese voto que no se define partidariamente.

Entonces, tampoco creo que vaya dirigido a ellos. No creo que ese mensaje vaya dirigido a captar votos.

Pareciera que ese dicurso va dirigido a la militancia dura del 17% que tiene el FMLN, que es una base indudablemente necesaria para la existencia del Frente.

Esas acusaciones de Nayib Bukele o de otros que plantean el Frente es igual a ARENA; que el Frente se plegó al neoliberalismo, todo esto es una reacción para venderle a la militancia que no es así. Es un discurso electoral para mantener cohesionado (al partido), a costa de pagar precios por alejamiento de inversión.

Los posibles candidatos presidenciales del FMLN como Gerson Martínez u Óscar Ortiz no creo que tengan en su discurso este tipo de cosas; pero el discurso del Frente sí los afecta.

 

El sábado de la semana pasada, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén habló de tener “en la mira” a la Sala de lo Constitucional…

El FMLN, a pesar de estar ocho años en el poder, todavía parece no haber aprendido a gobernar y se resiste a la independencia entre órganos.

Siempre se ha resistido y al final siempre ha tenido que aceptarlo porque no tiene condiciones para que esa resistencia se vuelva determinante para anular el esquema de pesos y contrapesos institucionales. Cuando han podido lo han tratado de hacer, desde el decreto 743. Lo han tratado de hacer con el amago de poner al señor Ovidio Bonilla como presidente de la Corte Suprema de Justicia. Lo han venido manifestando constantemente; de repente se calman por alguna estrategia.

Si no tuviéramos esta opinión pública favorable a la independencia, la presión internacional por la independencia; una sociedad vigilante, medios de comunicación, no habría duda que trataran de anular ya no con el discurso, sino con los hechos a la Sala de lo Constitucional.

En el esquema que han manifestado es de control de las instituciones. Lo han ejercido a través de la Corte de Cuentas con interpósita mano de GANA. Lo han tratado de hacer ahora con el Instituto de Acceso a la Información, con el Tribunal de Ética. Tratan de ir hacia instancias de control porque les incomodan los contrapesos. Porque sienten que el bocado de la democracia todavía no lo pueden digerir.

Creo que son nuevos ataques desafortunados contra la Sala. Cuando dices: ‘te tengo en la mira’ es que te quiero hacer algo, no solo te tengo vigilado, que estoy listo para actuar sobre ti. Eso es lo que conocemos en nuestra expresión.

Que se quiera suavizar después un poco a través del secretario de Comunicaciones (de la Presidencia) que es estar vigilante. Pero, ‘te tengo en la mira’ indica esa agresividad hacia la independencia de poderes.

 

¿De qué sectores políticos podría haber un intento de querer controlar a la próxima Sala de lo Constitucional?

Creo que de todos, de la partidocracia. Hasta ahora, si nos atenemos al comportamiento histórico de los partidos políticos, de todos, su comportamiento ha sido de control institucional. Las instituciones han sido un ejercicio de reparto de los partidos políticos. Lo que pasa es que milagrosamente los planetas se alinearon y nos dieron una Sala de lo Constitucional que no esperaba. El esquema de ellos (los partidos) sobre los magistrados fue: ‘son dos más cercanos a ARENA y dos más cercanos al Frente; pero, no esperaban que no había gente que no pensaba igual que ellos.

 

¿Cree que el CNJ y la Fedaes han creado los filtros necesarios para elegir y proponer ante la Asamblea Legislativa a los candidatos a magistrados más idóneos y capaces en la próxima Sala de lo Constitucional?

Si nos atenemos a la práctica ya hemos visto que en el CNJ como en la Fedaes son instituciones que han tratado y siguen tratando de ser penetradas por los partidos políticos, especialmente con el que está en ese momento en el Gobierno, para tratar de ir a los magistrados que más les convengan; esa ha sido la práctica histórica.

Es cierto que ahora ha habido más involucramiento de más asociaciones en la Fedaes. Ahora sí tenemos al menos, a una presidenta que no es como el presidente anterior. El presidente anterior del CNJ, incluso llegó al descaro de ser un propagandista de la campaña electoral de (Salvador) Sánchez Cerén. Este señor (Tito Edmundo) Zelada fue un militante del Frente. Ahora pareciera que ha mejorado (el CNJ) pero, no estoy seguro si lo suficiente para que los criterios de eleccón estén cambiando y se busque a los más idóneos.

Por otra parte, creo que si el presidente de la Fedaes (Gregorio Sánchez Trejo) está cuestionado por esa operación ilegal, de control que ha hecho el control de la Siget.

Que él participe, que él se preste a eso, pues, le resta credibilidad como presidente de la Fedaes para intervenir en el proceso de elección de magistrados porque hay un vínculo de alguna manera al partido oficial y ha sido parte, de esta operación de control como la Siget.

 

¿Por qué es clave la elección de los magistrados de la próxima Sala de lo Constitucional?

Porque buena parte de lo que se ha logrado se puede echar a perder y podemos retroceder; es decir, al principio la Sala era la única institución que le puso paro a esos abusos de inconstitucionalidad que normalmente salían de la Asamblea Legislativa y del Ejecutivo. Estaban acostumbrados a torcer las leyes, a hacer un montón de cosas ilegales o inconstitucionales y la Sala de lo Constitucional comenzó a enderezar esa torcedura que se hacía de la Asamblea Legislativa y el Gobierno de turno.

Hay sentencias claves que sin esas sentencias el país no caminaría. Pueden haber ciertas reformas que puede lanzar la Asamblea Legislativa con 43 votos, que pueden echar para atrás la reforma electoral que se han logrado como el voto por rostro.

Si no hay elección de magistrados, si se entrampa la elección y alguno o dos de los partidos políticos juega a que no haya elección de magistrados por un buen período, pues, en ese período se va a presentar un vacío terrible donde la Asamblea Legislativa y el Ejecutivo van a actuar sin el control constitucional y eso es grave aquí y en cualquier otra parte.

Creo que la sociedad debería pedir la reelección de los magistrados aunque ellos no quieran. Con todos sus defectos y virtudes; pero, han puesto una vara de control constitucional, de calidad en materia constitucional, de independencia.

 

A pesar de las irregularidades señaladas por la ANEP sobre la elección en la Siget, el presidente de la República ordenó el nombramiento de Gregorio Sánchez Trejo y el suplente. ¿Esta decisión es acorde con el mensaje de transparencia que promulga el Gobierno.

Claro que no. Este Gobierno no se ha caracterizado por ser transparente. Hay varios casos que indican que ha sido cómplice de la oscuridad. Hay funcionarios que han sido señalados de enriquecimiento ilícito, de corrupción, de tráfico de drogas, de armas y lo que se ha hecho es darles un manto de protección nombrándolos internamente en un cargo que les ha dado inmunidad. Se llegó al grado que la Secretaría de Participación y Transparencia acompañó a Nayib Bukele junto con el Frente a amenazar al fiscal porque estaba iniciando una investigación sobre algunas cosas que estaba haciendo Nayib Bukele. Fue esta misma Secretaría la que salió en defensa de los gastos que se hicieron en CEPA en alcohol.

En el caso del nombramiento, comenzar a crear asociaciones (previo a la elección en la Siget) no solamente es un proceso ilegal, sino un fin y usando un medio perverso.

 

¿Ven avance, retroceso o un estancamiento en el combate de la corrupción?

Si hablamos en general hay avances y retrocesos. Entre los avances: el hecho que hayamos tenido una Sala de lo Constitucional independiente. Conocer las declaraciones de patrimonio de los funcionarios y nos permitió a la sociedad civil, como caso nuestro del Capítulo de Transparencia Internacional pedir no solo las declaraciones de patrimonio, sino lo que la ley también le manda a la Sección de Probidad que es hacer auditorías.

Fue esa combinación de la Ley de Acceso a la Información, del Instituto de Acceso a la Información y la acción de organizaciones ciudadanas lo que hizo un cambio importante. Eso ha permitido tener un expresidente que está siendo juzgado en la cárcel y ha otro expresidente que ya ha sido condenado.

Hay también mayor preocupación ciudadana por el tema y esos son avances.

Que haya una Fiscalía con todo y sus limitaciones, con la generación de dudas para muchos; pero, bueno es una Fiscalía que ha estado presentado casos en materia de combate a la corrupción, otra cosa es que a veces se le caigan los casos. Por primera vez se mete en condena a un expresidente de la República por enriquecimiento ilícito. Es decir, algo comienza a funcionar en la justicia. Tenemos el caso de “Chepe Diablo”, de Rais, del exfiscal.

Antes digamos daba la impresión que la justicia solo mordía al descalzo, por lo menos se rompió eso. Porque ahora también la justicia ha mordido a los de arriba y esos creo que son avances importantes.

Si nos vamos a instituciones, ha habido estancamiento y retrocesos como es el caso de la Corte de Cuentas. Ha sido tapadera de la corrupción la Corte de Cuentas. Lo que ha pasado en el Instituto de Acceso a la Información que comenzó con cierto ímpetu, ahora no. Lo que estamos viendo en Corte Plena que a veces se detienen algunos casos porque hay intereses que tratan que no progresen determinados casos de corrupción. Luego tenemos casos del Gobierno donde no solo se ha hecho muy poco del combate de la corrupción y transparencia, por ejemplo, el caso del accidente de Casa Presidencial, le recomendaron a Funes que se fuera para Nicaragua.

 

¿Qué valoración hace de la condena civil contra Mauricio Funes por el delito de enriquecimiento ilícito?

Me pareció que la condena se quedó corta porque solo fue una obligación para devolver solo la mitad el monto que la Fiscalía estaba solicitando. En total eran $1 millón 200 mil y solo la devolución entre Funes y su hijo será como de $400 mil y fracciones. La sentencia es corta no solo por el monto, sino porque todavía falta ver si tenía en propiedad de terceros.

Se queda corta también porque todavía no hay una condena penal (contra Funes) y civílmente se dejó fuera a la exposa (Vanda Pignato).

 

Roberto Rubio

Funge como director ejecutivo de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde). También es representante del Capítulo Nacional de Transparencia Internacional.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Gerentes confirmaron que los expresidentes dieron órdenes

La Dirección Financiera de la Corte de Cuentas hizo responsables de los pagos irregulares a los …

MÁS INFORMACIÓN
Polémica por legalidad o no de auditoría

La presidenta de la Corte de Cuentas de la República (CCR), Carmen Elena Rivas Landaverde, confirmó …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.