Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La guerra contra el plástico

Juan Marco Álvarez / Asesor en temas de sostenibilidad corporativa y medio ambiente

martes 18, septiembre 2018 - 12:00 am

El año 2018 se ha visto lleno de varios hechos dentro de lo que parece ser una guerra dirigida a acabar con la contaminación plástica, principalmente los residuos que terminan en los cursos de agua y, eventualmente, en los océanos. Se cree que lo que rebalsó el vaso ha sido un estudio de la Fundación Ellen MacArthur, donde concluye que en un escenario BAU (Business as Usual), se espera que para el 2025 el océano contenga una tonelada de plástico por cada tres toneladas de pescado para 2025, y para el 2050, más plástico que pescado (en términos de peso). Pero también la guerra ha sido provocada por imágenes virales de los efectos de la contaminación plástica en todo el mundo, incluyendo el impacto del plástico de un solo uso en animales marinos.

Detrás de esta guerra se encuentran grupos de activistas, ONGs, gobiernos locales y nacionales y algunas de las empresas más grandes del mundo, así como sus mismos proveedores de plástico. Y aunque hemos visto compromisos significativos de muchas empresas multinacionales, así como de varios gobiernos locales, esta guerra apenas comienza. Ya sea por elección, conciencia o conveniencia, el resultado ha sido dramático. A continuación unos ejemplos de algunas acciones o compromisos recientes en contra del plástico:

– McDonald’s anunció sus planes de fabricar el 100 por ciento de sus empaques a partir de “materiales renovables, reciclables y certificados” para el año 2025. También se comprometió a ofrecer el reciclaje de envases en todos sus restaurantes en todo el mundo para esa fecha.

publicidad

– Coca-Cola anunció su campaña “World Without Waste” (Mundo sin Desechos), que tiene el objetivo global de apoyar la recolecta y el reciclaje del “equivalente” al 100 % de sus empaques para el año 2030, así como para fabricar botellas plásticas con un contenido reciclado promedio de 50 % para entonces.

– Disney anunció planes para eliminar las pajillas y los removedores de plástico para  bebidas en todas sus instalaciones al 2019.


– Starbucks anunció que para el 2020 eliminará las pajillas de plástico de un solo uso en sus más de 28,000 tiendas en todo el mundo, y asi evitar el uso de alrededor de mil millones de pajillas.

Pero no solo son empresas:

– La Comisión Europea emitió un proyecto de ley para prohibir 10 artículos que constituyen más de dos tercios de toda la basura encontrada en las playas y mares de Europa, incluidos cubiertos de plástico, pajillas, platos y removedores de bebidas.

– El Reino Unido se comprometió a erradicar todos los “desechos plásticos evitables” para 2042 como parte del plan gubernamental de 25 años para mejorar el medio ambiente.

– El primer ministro de la India, Narendra Modi, se comprometió a eliminar para el 2020 todo el plástico de un solo uso en el país, con una prohibición inmediata en la zona urbana de Nueva Delhi.

– En África, más de 15 países han prohibido por completo el plástico de un solo uso o les han colocado un impuesto.

– Y en nuestra región, Costa Rica anunció planes para prohibir los plásticos de un solo uso, como bolsas, pajillas, botellas, cubiertos y tazas, para el año 2021.

– También el municipio de Antigua Guatemala prohibió el uso y distribución de utensilios plásticos y de durapax desechables, entre ellos las bolsas, pajillas, vasos y platos. La medida tomará vigencia dentro de seis meses, es decir, en febrero de 2019.

Al final, la prohibición del plástico de un solo uso como medida paliativa única a esta problemática mundial, no nos llevará por el camino correcto. Lo que hay que tener claro es que el plástico tampoco desaparecerá como material o insumo para desarrollar productos. Es demasiado versátil y útil para la humanidad.  Entonces como sociedad tenemos que repensar el tema del plástico, apostándole a una economía circular del material y a la búsqueda de otras alternativas que minimicen la problemática, como los plásticos biodegradables y compostables al 100 %. Nunca antes, el reducir los desechos en la fuente, el reutilizar envases, y el invertir en infraestructura para el reciclaje, ha hecho tanto sentido como ahora.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.