Cerrar [X]

Buenos Días

La inseguridad de los jóvenes, por aquí y por allá

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 8, abril 2019 - 12:00 am

El fin de semana, dos vigilantes de un club nocturno sacan a tres jóvenes del interior del negocio y los entregan a un grupo de pandilleros.  Uno de los jóvenes aparece asesinado y los otros fuertemente golpeados. La Policía, como es su costumbre decir en estos casos lo atribuye a “rencillas entre pandillas”, pero la gravedad del incidente es tal como para que nadie se vuelva a sentir seguro dentro de un antro de esos.

El viernes pasado, en medio del caos provocado por el derrumbe en la carretera Los Chorros que causó el cierre y cambio de rutas de las unidades de transporte, dos jóvenes se perdieron cerca de un parque de la colonia San Sebastián de Mejicanos. ¿El resultado? El asesinato de los estudiantes Julio César Tadeo Tepas, de 18 años, originario de Nahuizalco, Sonsonate y German Alexander Cortez Eguizabar de la misma edad, y oriundo de Salcoatitán.

Los jóvenes fueron asesinados con disparos en la cabeza. Por supuesto, no hay capturados.

publicidad

En una zona rural de Jiquilisco, Samuel de Jesús Argueta Argueta, de 24 años de edad, fue asesinado en una cooperativa camaronera donde se dedicaba a darle de comer a los camarones y también trabajaba como agente de seguridad en la la misma cooperativa del cantón Salinas del Potrero, Jiquilisco, Usulután.

Argueta habría sido asesinado por un grupo de sujetos  que salieron de los  manglares y le dispararon a la víctima, muriendo de inmediato, debido a las heridas de bala en la cabeza.


Estos son los hechos habituales que tienen que afrontar nuestros jóvenes en la vida cotidiana. Y aunque las estadísticas oficiales muestran una notable mejoría, mientras casos como estos sigan quedando en la impunidad, la percepción de inseguridad seguirá siendo enorme.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.