Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La institucionalidad vs la conveniencia y el oportunismo

Juan Gerardo Guandique / Abogado

martes 11, diciembre 2018 - 12:00 am

Hace escasos días, desde la segura comodidad de la distancia, el “líder” de las “Nuevas Ideas” azuzó a sus seguidores  para que irrumpieran en las instalaciones del Tribunal Supremo Electoral con el pretexto de un supuesto fraude electoral en su contra. Lejos de haber una concentración masiva de gente, un par de docenas de sus activistas, en el que se ha identificado a una miembro de maras, liderados por los esbirros del candidato, haciendo uso de violencia, pusieron en riesgo la seguridad de las personas que laboraban en esa institución. Los hechos fueron tan deplorables que de inmediato recibieron la crítica de los diferentes actores políticos, la sociedad civil  y el mismo presidente de GANA, Andrés Rovira, desligo a su partido de semejantes hechos y dio a entender en sus declaraciones lo poco serio del actuar de su candidato.

Como siempre, esas acciones fueron noticia en redes sociales como en los medios de comunicación tradicionales y Nayib Bukele y sus colaboradores más cercanos trataron de justificar su actuar violento en que los hechos ocurridos, por sus activistas,  fue una manifestación de  la voluntad del pueblo. Ese puñado de activistas pagados no representa a la mayoría de los salvadoreños que es gente decente y trabajadora y no hay justificación alguna para los ataques violentos en las oficinas del TSE. Lejos de ganar votos creo que perdió muchos.

En el conversatorio que se tuvo en la UCA, fue comprobado sin lugar a dudas la falta de preparación y propuestas por parte de Nayib Bukele. Esa falta de propuestas siguen siendo sustituidas por más quejas sobre la situación actual del país, sin proponer soluciones creíbles, insultos a los contrincantes como podemos ver en un audio reciente y un tweet que le sigue al audio en que vuelve con la misma diatriba de devolver fondos robados. No hace mención  que Tony Saca,  es de los fundadores de GANA y fue uno de sus financistas y que muchos dicen que es posible que parte de ese dinero de los salvadoreños, fuera usado para fundar ese partido,  del que ahora es  candidato y del que en otros tiempos criticó duramente.

publicidad

Se ve que este señor actúa más con el hígado que con la cabeza y eso no le conviene al país. La institucionalidad no se respeta solo cuando es conveniente a los intereses personales.  La fortaleza de las instituciones es la diferencia principal entre los países del primer mundo y a aquellos que nos llaman tercer mundo. Un líder de verdad quiere progreso para su pueblo y fomenta el respeto a las instituciones y a la democracia, anteponiendo las necesidades de país a las ambiciones o caprichos personales. No veo eso en este candidato. Si fomenta estos ataques como candidato, ¿cómo serían nuestras instituciones si llega a ser Presidente de la República? No me cabe duda que Mauricio Funes se quedaría corto.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.