Buenos Días

La Ley de Servicio Público arreglaría muchas cosas

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

jueves 29, agosto 2019 - 12:00 am

En países europeos, Estados Unidos o algunas naciones asiáticas desarrolladas como Japón, Taiwán o Corea del Sur, conseguir un empleo en el gobierno requiere de concursos, exámenes y requisitos esenciales para el cargo que se busca.  Es una carrera de servidor público que además puede tener ascensos en dependencia de la experiencia, los años laborados y la preparación académica.

Ese tipo de legislaciones protege al empleado público, independientemente de qué partido llegue al gobierno, su puesto está asegurado porque se le ha contratado por méritos propios, no por su filiación partidaria, religiosa o por ser compadre de alguien, pariente de fulano o cuota de X.

En El Salvador siempre hemos sufrido de este problema del nepotismo, el compadrazgo y la práctica de los partidos políticos de vaciarse en el aparato estatal y engordar las planillas gubernamentales. Usualmente la Asamblea Legislativa es puesta como ejemplo de eso pero hay muchas instituciones del Ejecutivo donde ha sucedido. Cada cambio de Gobierno ha sucedido igual.

publicidad

Ahora nos sorprende más por el estilo del presidente de la República al despedir públicamente a parientes de los dirigentes del FMLN. Creo que siempre vimos situaciones parecidas antes pero nunca, por ejemplo, habíamos visto que los cuatro hijos de un presidente hubieran sido contratados en el aparato estatal.

Para que esto no suceda más, lo más sensato es discutir y aprobar esa Ley de Servicio Civil que está engavetada en la Asamblea y que tiene algunos detractores en los partidos políticos y en los sindicatos que por cierto, tienen mucha tela que cortar también en esa temática. El empleado público se sentirá seguro en la medida que se le contrate por meritocracia, eso será bueno para ellos y para el público al que se deben.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.