Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La Navidad, mi visión personal

Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 10, diciembre 2018 - 12:00 am

Diciembre, el último mes del año, ha llegado por fin. En esta época, la humanidad celebra a nivel mundial, la llegada de un nuevo año, lo cual significa el inicio de un nuevo ciclo en la vida de cada quien. De esta forma, la humanidad puede ubicar, ante el paso inclemente del tiempo, los sucesos que han afectado su vida, y presentarlos en relación, con todo lo ocurrido en determinado lugar, y en diferentes épocas. Para quienes tenemos inquietudes que nos hacen pensar en la naturaleza y el desarrollo de los acontecimientos que de alguna forma, han permitido desarrollar una especie de seres vivos, como aquellos que desarrollan las capacidades de nacer, crecer, reproducirse y morir.

Por siglos la humanidad ha pretendido dar una explicación de un porqué, para que, cuando y donde, y en tal sentido, han surgido la muchas teorías sobre la existencia de lo material y lo abstracto, y lo cual ha llevado a grandes pensadores de todas las épocas y latitudes, a formular una explicación de esas interrogantes, jamás resueltas para explicación de la existencia. A puras teorías, se llega a explicaciones que a la larga, no satisfacen a los estudiosos de esos temas, y en muchas ocasiones, se llega al extremo final de concluir en reconocer una eternidad sin principio ni final, y creado por un ser Superior y Único, de donde emana todo: Un Dios eterno, origen de todo la visible e invisible.

En esa búsqueda de respuestas, el hombre ha creado un mar de religiones que pretenden explicar el fenómeno que nos tiene acá, en este mundo, con diversidad de teorías que llegan hasta “la casualidad” que justifica que todo existe por una casualidad que en determinado momento conjugó elementos, que desarrollándose en el tiempo, nos tiene en un presente siempre misterioso, que para todos termina con la muerte, haciendo suposiciones de la existencia futura inmortal y eterna.

publicidad

En esa inmensa suma de explicaciones, casi infinitas de lo que sucede, se identifica la teoría de un Dios único inmortal y eterno, que revela por medio de personajes históricos (Moisés, Abraham, David, etc), y cuyas enseñanzas se han recopilado en un solo y gran libro, – la Biblia- la explicación de lo sucedido. De ella conocemos que todo lo existente se realizó -con lógica y orden entendible- (aunque para el entendimiento humano poco desarrollado de los primeros tiempos resultaba difícil), se expresa el inicio de todo en siete días, que ampliando el pensamiento, podemos imaginar como siete períodos, que se sucedieron en ese orden descrito.

Relata dicho libro, que el Supremo, creó del barro, (elementos físicos naturales) a los primeros humanos, Adán y Eva, en un paraíso donde vivían en paz y tranquilidad. Sin embargo, dicha pareja, incitados por el mal (el demonio) retaron las normas del supremo, y al desobedecerlas, perdieron el natural destino, de obtener la vida eterna, en compañía de su creador. Pero, Dios en su infinita misericordia, prometió desde entonces, la venida de su hijo, a interceder por esa humanidad perdida, sacrificándolo con su muerte, logrando de esa forma, la redención humana. Siglos después de lo ocurrido en  el paraíso, nace en Belén, de una virgen llamada María este Salvador, que cambia de forma trascendental el destino humano, y abre la puerta nuevamente de ese reino eterno y divino.


De entonces, los creyentes en ese ser, celebramos el nacimiento del Dios –Hombre, con la mas grande y alegre celebración: LA NAVIDAD. Esta festividad es considerada por muchos, como la más importante de todas las festividades religiosas, porque abrió la puerta que cerraron tiempos atrás,  nuestros padres originales. Al momento que vivimos, los depositarios de las enseñanzas del Maestro, han aceptado que las sagradas escrituras deben interpretarse con una apertura mental que supere la interpretación literal de lo que expone su texto y que pudieron causar interpretación distorsionada, y consecuente censura a quienes interpretaron lo escrito con amplitud razonable. Pidamos gran dosis de FE, para disfrutar la fiesta de la Navidad.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.