Cerrar [X]

Buenos Días

La pesadilla del tráfico en la libertad

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 19, febrero 2019 - 12:00 am

Viajar a La Libertad o alguna de las playas cercanas es un verdadero dolor de cabeza en las últimas semanas. La ampliación de la carretera solo es parte del problema y puede tomar hasta tres horas volver a San Salvador.

¿De dónde viene el problema? La calle del malecón de La Libertad es peor que El Salvador del Mundo en hora pico, con la gran diferencia que ahí no hay gestores de tráfico del VMT y mucho menos agentes de la Policía Nacional Civil. Bueno, sí hay policías, pero están dentro de la delegación policial frente al malecón, y solo observan con absoluta indiferencia la trabazón porque a ellos no les afecta ya que cuando quieren salir, simplemente ponen las luces y la sirena y todos los demás carros deben apartarse.

Los más abusivos abren un tercer carril y si acaso aparecen los agentes solamente es para multar, no para ordenar el tráfico.

publicidad

La negligencia policial es tan evidente que uno ya no sabe a quién acudir. El fin de semana, por ejemplo, el tráfico llegaba hasta la playa El Sunzal y solo se aliviaba al tomar la carretera a San Salvador, que se está ampliando.

El obstáculo del malecón ya ocurría desde antes que empezaran los trabajos de ampliación de la carretera, de manera que esto no es culpa de las obras. El problema está en el malecón. Hace unos años, a la PNC se le ocurrió agilizar el tráfico abriendo la problemática calle del malecón a doble carril y funcionaba, pero nunca más lo hicieron.


Una vez uno pasa a la ampliación de la carretera, el tráfico es lento  pero no tiene los problemas del malecón.

Si esto está sucediendo en febrero, no quiero ni pensar cómo será cuando se acerque la Semana Santa, tal vez para entonces se le ocurre alguna estrategia a la PNC o al VMT para aliviar esa pesadilla.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.