Editorial

La responsabilidad en el tono del discurso público

Diario El Mundo

martes 2, julio 2019 - 12:00 am

El espacio público no solo abarca la dimensión física a través de plazas y escenarios más o menos improvisados, incluye las aulas, teatros y medios de comunicación, donde por medio de la cobertura diaria que se hace de los principales actores públicos, éstos expresan opinión, explican las razones de consensos o disensos, y se espera que lo hagan con base en las reglas mínimas que dictan las buenas maneras o en normas de la ética pública, cuando se trata de funcionarios.

El discurso público en una democracia en construcción como la nuestra debe ser propositivo y constructivo, que posibilite desde el conocimiento de las más diversas lecturas de la realidad, la construcción de alianzas y acuerdos que permitan mejorarla. La apasionada defensa de las posturas e ideas propias es síntoma de un estado de derecho en el que prevalece la libertad de pensamiento y de expresión, pero que correlativamente trae aparejado el deber de respetar los derechos de los demás.

No es necesario el insulto ni la calumnia, se atacan a las ideas del otro, no a la persona. Se puede estar de acuerdo o no con el presidente de la República, o con el opositor, pero es imperativo mantener la compostura desde la crítica. Lo contrario, es el ruido y la crispación permanente, para el que no hay derecho de respuesta.

publicidad




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.