Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Las caravanas y sus financistas

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios

jueves 1, noviembre 2018 - 12:00 am

Recientemente el Vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence, anunció que tenían fuentes fidedignas que indicaban que el multimillonario izquierdista George Soros está financiando la bien organizada invasión de caravanas migratorias antiTrump desde Centroamérica, caravanas que han estado golpeando la frontera entre Estados Unidos y México en desafío a la aplicación de la ley de inmigración. Asimismo, hay una serie de fundaciones y corporaciones ultra liberales han apoyado a los migrantes, de modo que los fondos de Soros han estado ligados a varios grupos que han encabezado la coalición de invasión llamada “Soros Express”.

Es claro que las intenciones del patrocinio de las caravanas, está encaminada en dos sentidos, la primera es debilitar al gobierno de los Estados Unidos, dirigido por Donald Trump, de cara a las lecciones de mitad de período que definirán el control del Congreso de EE. UU, y si la aritmética política favorece a los demócratas, tal como se visualiza, frenaría el curso de las políticas públicas que ha venido implementando el presidente Trump.

Ahora bien, las desestabilizaciones a países o gobiernos, no se reducen únicamente caravanas aisladas en las que un grupo de personas deciden dejar sus tierras por falta de empleo o corrupción, sino que también se dan a nivel de estrategias bien definidas y organizadas, como; el hackeo, fake news, la rumorología y la caja china, esta última, es una manera de distraer llamando la atención a otra noticia que despierta más curiosidad o inclusive morbo, es decir se pasa de un tema a otro y otro, así sucesivamente hasta que la población queda plenamente en el oscurantismo.

publicidad

El otro sentido que lleva este tipo de patrocinios que provocan caos y anarquía, es que personas como George Soros, se hagan más ricas de lo que ya son, dado que la desestabilización de los gobiernos que los lleva al caos, se vuelve caldo de cultivo para la especulación en la bolsa de valores, y el   vehículo que ha utiliza Soros, para mover la fortuna familiar es el fondo especulativo Quantum, reconocido como el más rentable en la historia financieramente y el más salvaje del capitalismo.

Es evidente que la mayoría de personas de los países del Triángulo Norte están pasando por una crisis social compleja que los ha llevado por décadas a emigrar para buscar un mejor horizonte.  Si bien es cierto que la corrupción, la pobreza, la desigualdad, la inseguridad, la escasez de oportunidades, y la falta de capacidad y compromisos de los gobiernos de turno, han sido la base para hundir aún más en la miseria a sus compatriotas, no obstante, existen otros factores que se deben de analizar para no adjudicar la culpa únicamente a los malos políticos.


En mi opinión, creo que no es culpa de un mal político, que los padres de familia mal eduquen a sus hijos, ni que, por la ausencia del padre, el niño tenga que ser educado por el barrio o la televisión, como tampoco es culpa de un mal político, que los jóvenes, ya no quieran seguir estudiando porque les gusto la vida fácil, el narcomenudeo, las pandillas o el crimen organizado, ya que es más rentable y menos esforzado que el trabajo honesto.

De manera que educar a un hijo es el trabajo más difícil que tienen los padres de familia, ya que es la única carrera universitaria, donde primero le entregan el título y luego se cursa la carrera, por lo tanto, es deber de los padres de familia, dedicarle tiempo de calidad a sus hijos, darles afecto y cariño, a enseñarles a saludar, a respetar lo ajeno y a las personas, a trabajar esforzada y honradamente, para alcanzar metas en la vida, a ser responsables.

Así que en lo particular pienso que no es culpa de un mal político que un conciudadano, haya salido chueco, haragán, pícaro y narcotraficante, que le guste el dinero fácil, ya que hay una gran mayoría de salvadoreños que nacieron y crecieron en condiciones de pobreza extrema, pero no por ello se hicieron ladrones o pandilleros, muy al contrario por el consejo y la rigidez de sus padres, lograron salir adelante, ya que la picardía y la deshonestidad no surge únicamente entre las personas pobres, de lo contrario estaríamos criminalizando la pobreza.

También entre algunas personas de alcurnia, existe el ardid y la truhanería, pero de lo que sí son culpables los malos políticos es de no querer invertir en serio en la educación de los niños y jóvenes, ya que es ahí donde se deben sentar las bases para aspirar a un mejor futuro, apostarle a la educación es apostarle al progreso, al crecimiento económico, y a la productividad.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.