Cerrar [X]

Conectados

Las mujeres se abren paso en la industria del “sextech”

AFP

domingo 11, noviembre 2018 - 8:00 am

Mujeres emprendedoras crean nuevas empresas para diferenciarse en la naciente industria del “sextech”, con la fabricación de vibradores conectados y otros juguetes sexuales tecnológicos diseñados por y para el género femenino.

Los juguetes sexuales creados por hombres suelen ser diseñados con la idea, a menudo equivocada, que se hacen los hombres de lo que satisface sexualmente a las mujeres, explica Stephanie Alys, cofundadora de MysteryVibe, diseñadora de un vibrador llamado Crescendo.

“Por este motivo, hay muchas mujeres que crean los productos que desean para ellas mismas”, aseguró Alys a la AFP durante el Web Summit, la feria anual de la economía digital, que reúne a miles de empresarios e inversores y que se celebró del lunes al jueves en Lisboa.

publicidad

A diferencia de la mayoría de vibradores que imitan la forma del sexo masculino, el Crescendo es flexible para ajustarse mejor a la forma de la vagina y vibra en diferentes puntos.

Puede conectarse a una aplicación que modula el ritmo de vibraciones y que fue descargada por 500.000 personas, explica Alys, que coordina “un colectivo de empresarias de la industria sextech formado por unas 50 de mujeres en Londres”.


La empresa londinense MysteryVibe ya causó sensación con la presentación de su primer vibrador tecnológico, que la usuaria puede controlar con una aplicación móvil.

Cubierto de terciopelo, este objeto sexual es maleable y dispone de seis motores vibradores, uno de ellos en la punta.

– “Salud y bienestar” –

Dame Products, una empresa creada en Nueva York por dos mujeres, creó el pequeño Fin, que puede sujetarse entre dos dedos, o el Eva, que “se sustenta en los labios genitales”, afirma Alexandra Fine, cofundadora de Dame Products.

Las mujeres “adoran” saber que estos juguetes fueron diseñados por otras mujeres, asegura a la AFP Fine, que intervino en una charla en la Web Summit en la que solo participaron mujeres.

Según la página web de análisis del mercado Statista, el sector de los juguetes sexuales podría alcanzar un valor mundial de 29.000 millones de dólares en 2020.

Las empresas de juguetes sexuales diseñados por mujeres no se diferencian solo por sus productos, sino también por sus campañas de publicidad.

“Poner imágenes de una mujer sexi en una caja no me hace sentir sexi, más bien me incomoda”, reconoce la creadora de Dame Products.

Esta empresa prefiere colocar sus productos en la categoría de “salud y bienestar” con el objetivo de que en una tienda estén “en la misma estantería que una vela aromática o un cepillo de dientes”.

“Las mujeres temen por su reputación” cuando compran juguetes sexuales, afirma Polly Rodriguez, que fundó en Nueva York la asociación “Women of Sex Tech”, que reúne a 70 mujeres diseñadoras de juguetes sexuales.

No obstante, Rodriguez afirma estar “muy sorprendida” por la reacción positiva de la gente cuando explica que participó en la fundación de Unbound Babes, que comercializa 75 productos sexuales.

“Estoy encantada de fabricar productos que son bonitos, asequibles y que en cierta forma cuestionan el patriarcado”, presume Rodriguez.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Descubiertas dos nuevas especies de murciélago en Europa y África

Un equipo internacional de investigadores descubrió una nueva especie de murciélago en zonas boscosas de Europa …

MÁS INFORMACIÓN
La policía danesa busca a un canguro fugitivo

Un canguro desapareció en el sur de Dinamarca, anunció el domingo la policía en Twitter, pidiendo …

MÁS INFORMACIÓN
Estaba en coma y ladridos de su perro lo despiertan

Siempre se ha dicho que el mejor amigo del hombre es el perro y ahora se …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.