Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Las relaciones exteriores en el nuevo Gobierno

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

martes 16, abril 2019 - 12:00 am

En efecto, el 1 de junio se instalará en El Salvador un nuevo gobierno, diferente a los tradicionales de “derecha” o de “izquierda” que nuestro país ha tenido durante los últimos 30 años. La persona que los salvadoreños eligieron libremente en las urnas, está demostrando una forma muy particular de la manera como desea dirigir el país, y ha dado muestras claras de que no viene apegado a modelos tradicionales del pasado, ni a formalismos ni protocolos tradicionales que se hayan usado en el pasado. Muestra de ello, la hemos visto en su vestimenta personal, cuando recibe a altos funcionarios representantes de países amigos, con gorra y sin corbata, o cuando ha viajado al extranjero y aunque todavía no ejerce el cargo al que ya ha sido designado, de alguna manera ya representa a nuestra nación, como futuro jefe del Órgano Ejecutivo.

Dentro de esa variedad de situaciones, se producen algunas confusiones sobre las operaciones específicas de los operativos específicos del traspaso del poder, que culminarán el 1 de junio, entre ellos la principal, consistente en la investidura y juramentación del cargo presidencial, que finalmente pareciera que se ha llegado a un acuerdo de celebrarse en determinada plaza pública, al aire libre, para dar cabida y acceso a quien quiera asistir, aunque sea sacrificando comodidad y seguridad de funcionarios, nacionales y extranjeros, y exponiéndose a las inclemencias del tiempo, que esperamos, no traicionen los deseos del futuro mandatario.

Sin embargo, dentro de todo este proceso de renovación de gobierno, y ante los aires de remover y mejorar lo viejo por lo nuevo, hemos observado que se ha hecho público la no invitación al traspaso de mando de los gobernantes de Honduras, Nicaragua y Venezuela (por las razones que sean) lo cual ha generado, de alguna manera, reacciones poco favorables de tales gobiernos, en contra del gobernante entrante, y que de alguna manera, pueden incidir, negativamente, en las actividades  cotidianas, comerciales, políticas, administrativas, y de cualquier clase, entre los países vecinos, especialmente Honduras y Nicaragua, que a la larga, nos pueden perjudicar.

publicidad

La realidad es que Centroamérica, tiene un historial común y una geografía especial que nos mantiene unida, y que nos obliga a relacionarnos en forma básica, para poder sobrevivir. En la década de los 60 El Salvador sostuvo una guerra de 100 horas con Honduras, que nos costo millones a los dos países, y nos tomó años para restablecer medianamente las relaciones diplomáticas y comerciales entre ambas naciones.

Lo cierto es que los regímenes políticos de cada país es asunto interno de cada nación, y los países vecinos nada tienen que influenciar en sus cosas internas de sus vecinos. El funcionario encargado de las Relaciones Exteriores del nuevo gobierno, como los embajadores y los cónsules en los estados cuyos gobernantes no serán invitados a la toma de posesión, son necesarios en esos países, para servir a nuestros ciudadanos que allí radican, y El Salvador no los puede abandonar por culpa de lo que hagan mal los gobernantes.


El presidente de El Salvador debe entender que tiene que delegar en sus colaboradores un sinnúmero de detalles, y que su atención debe dedicarse a los temas generales de mayor importancia. Ya se lo dijo el Secretario de la Presidencia de Honduras: El Presidente tiene otras cosas mas importantes que asistir a una toma de posesión. Dicho en otras palabras: Ese es un acto de cortesía, pero si no lo invitan, mejor, porque no pierde tiempo. Sin embargo, es de tener cuidado.

No es lo mismo ignorar a un ciudadano cualquiera, que a un funcionario importante de un país limítrofe. Sólo imaginemos que Honduras cierra el paso a los vehículos salvadoreños por su territorio. Y para completar se le ocurre a Ortega de Nicaragua, Cerrarlo también. Entonces no habría ferry que valga ni SICA ni SIECA. Lo mejor sería recomendar PRUDENCIA…




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.