Cerrar [X]

Buenos Días

Los abusos en la iglesia católica y el llamado papal

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 25, febrero 2019 - 12:00 am

Soy católico y los episodios de abusos sexuales en los que se han visto involucrados sacerdotes católicos han sido muy dolorosos e indignantes para la feligresía y para la ciudadanía en general. No solo los abusos en sí han sido condenables, también la actitud de algunos jerarcas de la Iglesia que se han negado a tomar el toro por los cuernos y han ocultado, consentido y hasta encubierto a los autores de esos crímenes.

Por eso veo con esperanza que el papa Francisco haya hecho una cumbre con los líderes de la Iglesia de todo el mundo para que tomen “medidas concretas” contra la pederastia y otros delitos  y faltas sexuales de los curas.

Recientemente vimos, por ejemplo, el caso de un cura que compartía vídeos pornográficos con sus alumnos en un prestigioso colegio de Santa Ana, despedido de la institución pero simplemente trasladado a una parroquia en Guatemala, en busca de evitar mayores escándalos, pero sin castigo. Eso no puede seguir sucediendo en la Iglesia. Esas son las medidas concretas que uno esperaría que la iglesia tome.

publicidad

La Iglesia Católica no puede poner en riesgo su fuerza moral de dos milenios para proteger a malos elementos. Bien dice el papa Francisco que hay que escuchar el grito de los niños que piden justicia y encarar la “plaga de los abusos sexuales” cometidos por miembros de la Iglesia, a veces incluso contra sus propias monjas, como el pontífice ha denunciado.

En momentos que la Iglesia Católica sufre de carencia de vocaciones, solo el buen ejemplo de sus sacerdotes, obispos y religiosos, puede seguir atrayendo a las personas adecuadas al sacerdocio. La Iglesia debe ser intolerable con cualquier delito sexual, a cualquier nivel.


Ojalá que la Iglesia Católica se enrumbe por el camino correcto después de este encuentro mundial.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.