La doctrina religiosa mormona establece en sus libros canónicos  cuales son los alimentos buenos para el cuerpo y cuales no lo son.

Además de evitar el consumo de las bebidas calientes como el té y el café la Palabra de Sabiduría incluye otros consejos para prolongar la vida y que se viva con calidad. En las enseñanzas de Dios respecto al cuidado personal y del cuerpo existen otros mandamientos relacionados con sostener la salud tanto en asuntos espirituales como físicos.

Cumplir con la "Palabra de Sabiduría" es uno de los requisitos para que los mormones puedan entrar al templo.