Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Los peligros de elegir a Nayib Bukele

Francisco José Ferman / Abogado

sábado 17, noviembre 2018 - 12:00 am

Cuando hablamos de elecciones presidenciales, hablamos del poder. El proceso electoral, es el medio para alcanzar el poder. Las promesas electorales acentúan más las rivalidades ideológicas escondidas. La lucha sin tregua por el poder, no debe ser el poder por sí solo, si se enfoca de esta manera, es la peor de las corrupciones, es decir, que cuando se participa en lo público, es porque se tiene un motivo para ello, que es el interés nacional de dar soluciones concretas a los problemas nacionales. Entonces, las elecciones presidenciales, son una confrontación por el poder, pero esta lucha debe de tener una visión de país. Existen paradigmas que nos ayudan a explicar la forma de hacer política y las relaciones de poder, para ello, se deben de mutar los fines y medios de la política, en el manejo de los ejes decisorios, especialmente en los núcleos articuladores de la economía, lo social y lo político.

La peligrosa inclusión de Nayib Bukele de parte de analistas políticos, usuarios de redes sociales que lo califican como persona peligrosa a la República, por considerarlo una persona riesgosa al proponer sus ideas que no son nuevas, son más de lo mismo, que no tienen la característica de ser propositivas, por el  contrario únicamente critica al orden establecido al expresarse contra el régimen y sistema político, implementando una antipolítica y un contrapoder, sin presentar nada concreto, creando una hipótesis de caos social, al poner en peligro la estabilidad del país, lo cual nos indica que ejercerá el poder de una manera inadecuada, incoherente, mediante la implementación de políticas públicas, lo que genera una combinación de probabilidades de procedimientos y prácticas de gestión gubernamental inconvenientes; además es riesgoso por sus gestos provocativos y tonos de voz altisonantes que expresan un mero descontrol emocional cuando se le cuestiona por ejemplo las actividades como limpieza financiera de los recursos municipales de Nuevo Cuscatlán y San Salvador, también cuando le preguntan sobre la religión que profesa que es la musulmana, brinda respuestas evasivas y esquivas, por ser contrarias a la idiosincrasia y sistema de vida de los salvadoreños.

El principio político que dice: “No todo es lo que parece, ni todos son lo que aparentan ser”, es el que identifica a Nayib Bukele, al considerarlo como una figura que trata de involucrarse en la política, y ni siquiera tiene una preparación y formación política, ni sustento ideológico, maneja una mescolanza de conceptos, sin principios definidos, creando sus propias contradicciones, tales como ser un hombre de izquierda que se cubre bajo el manto del partido de GANA, cuyos principios ideológicos son contrarios a Nuevas Ideas, que en el futuro generará graves contradicciones, produciendo una división entre GANA y Nuevas Ideas.

publicidad

Cuando las palabras pierden su verdadero significado, entonces surge el momento de inventarse cosas y lanzar improperios.

Por teatral que sea, los montajes escénicos de Nayib Bukele, que pretende cambiar las reglas del juego en la política. Nayib Bukele pretende manosear la estructura de la realidad social, reflejada en los distintos sectores, clases sociales, partidos políticos y grupos de interés, cuando el sistema lógico estructurado del poder, define el ámbito de lo político y la política, a través del poder político se explican muchas cosas, mediante diferentes y variadas conexiones entre los núcleos del poder.


Nayib Bukele está muy lejos de entender que el poder está más allá de todos los conceptos, de las ideas e interpretaciones que explican los contrastes, tensiones y descontentos de los ciudadanos, no es mediante propuestas superficiales expresadas en exabruptos emocionales que engañan a la gente. En síntesis, lo peligroso de Nayib Bukele, es su falta de preparación y de formación política, que le impide estructurar objetivos de nación, lo cual lo descalifica para poder dirigir el Estado de El Salvador.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.