Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Los plazos de El Salvador

Roberto Cañas López / Académico, firmante de los Acuerdos de Paz

miércoles 4, abril 2018 - 12:00 am

Al inicio del segundo trimestre del año es ineludible hacer una enumeración de los tiempos que marcarán el rumbo del país. A la administración Sánchez Cerén le quedan, de acuerdo con el calendario, 14 meses en Casa Presidencial, pero en términos de tiempo político el lapso con el que cuenta es mucho menor.

El segundo gobierno del FMLN está terminando y la pregunta que debemos hacernos es: ¿Qué es lo que puede hacer un gobierno en el ocaso de su administración para dejar mejor al país? La respuesta es dramática: muy poco si vemos los grandes problemas nacionales no resueltos en nueve años y mucho si actúa con audacia y claridad de propósito.

Se puede mejorar la seguridad implementando de manera progresiva el Modelo de Policía Comunitaria, éste es el tipo de organización policial que permitiría dar una respuesta más eficaz a las demandas sociales que relaman una mayor seguridad ciudadana. Las relaciones con la comunidad son claves, pues ayudan a enfrentar mejor el delito. El establecimiento permanente de la corporación policial en determinados territorios y la concentración de la vigilancia policial en zonas específicas identificadas como conflictivas ayudaría mucho. Se trata de elaborar una planificación operativa con criterio de territorialidad dirigida a solucionar las demandas ciudadanas de manera focalizada.

publicidad

En el plano económico en el corto tiempo que le queda al nuevo Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Oscar Ortiz debería hacer una contribución importante para afrontar el problema fiscal. Los compromisos de vencimientos de deuda que nos esperan son enormes. Se tendrán que pagar $800 millones por vencimiento de eurobonos, más $286.5 millones por opción put de otros eurobonos. El  año 2019 se estrenará con un compromiso por $1,086.5 millones. Para el cumplimiento de los vencimientos de deuda que le esperan al país. Lo que se espera del gobierno es que deje una propuesta de Pacto Fiscal para que sea negociado en los próximos años.

Salvador Sánchez Cerén podría utilizar la iniciativa de ley que tiene para dejar un legado importante. Antes de terminar su periodo, debería hacerle al país una propuesta de Reforma Constitucional que en primer lugar contenga la aprobación del referendo revocatorio de mandato entendido como el mecanismo de control social con el que contarían los ciudadanos para fiscalizar de manera efectiva la gestión de los gobernantes. Los funcionarios de elección popular que después de haber transcurrido la mitad del período para el cual fueron electos no hayan cumplido con las promesas hechas en su oferta electoral podrían ser destituidos de sus cargos.


Al menos cuatro reformas constitucionales más podría dejar planteadas el presidente saliente: El Derecho al Agua. Se trata reformar el artículo 69 de la Constitución para que se reconozca el derecho humano al agua y a la alimentación.

La segunda reforma esencial que se debería proponer para los últimos 14 meses de gobierno es la reforma al artículo 53 y un nuevo artículo 64-A de la Constitución para obligar a asignar partidas presupuestarias a la difusión del derecho a la cultura y la educación. Por mandato constitucional se debe de otorgar un monto equivalente al 7 % del producto interno bruto (PIB) a la educación.

La tercera propuesta de reforma constitucional sería la de eliminar el fuero a los servidores públicos, esta reforma a la Carta Magna se convertía en un elemento esencial que daría solidez a un Sistema Estatal de Combate a la Corrupción.

Y la cuarta reforma a la Constitución sería la del artículo 85 de la Constitución que establece que los partidos políticos, son el único instrumento para el ejercicio de la representación del pueblo dentro del Gobierno. Ya es tiempo que en El Salvador la Constitución garantice a todos los ciudadanos el derecho a fundar, organizar y desarrollar movimientos políticos, con los mismos derechos y deberes que los partidos políticos.

El manejo de los tiempos de un gobierno nos habla de su intención política, no solamente de su capacidad de gestión, el “timing” de Sánchez Cerén, y por ende del FMLN, nos hablará de si aprovecharon o no, la última oportunidad que tuvieron para dejar al país mejor.

Ahora bien, lo que es bueno para el pato es bueno para la pata. Es de esperarse que los ciudadanos que aspiren a la presidencia de la República en febrero del año próximo integren a sus ofertas electorales el compromiso de bregar porque se aprueben las reformas constitucionales antes mencionadas.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Tregua navideña

Una tregua electoral navideña le caería bien a El Salvador, el país necesita que se le baje el vo...

MÁS INFORMACIÓN
Quitar impuestos es bueno

Los niños a temprana edad aprenden a diferenciar lo malo de lo bueno. Los cuentos infantiles …

MÁS INFORMACIÓN
La confrontación en la campaña no gana votos

Pretender ganar una elección tratando de señalar que su adversario es malo no es rentable electora...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.